lunes, 27 de junio de 2011

Las ojeras de pasear.

                                                                   
                                                                   Foto del autor (Webcam)

    Amanece trasfondo de una noche desorientada, un deambular hacia la nada, rozando la obscenidad con desparpajo inocente. Una cruel aproximación al escándalo por los pasillos del silencio. Vericuetos del desasosiego, inesperadas insinuaciones de remansos, olor a santidad en el cuerpo de la podredumbre, el otro lado de las sábanas, su memoria odre, huella de una infidelidad sin trampas. Amanece y se descubre la continuidad en las ojeras de pasear.

domingo, 19 de junio de 2011

Volvían.


Volvían desnudos al alba
untados de convenida perversión

Reían como gatos posesos en las azoteas

Arañaban dimensiones que han descuidado los dioses
retazos de inmortalidad en las arrugas del tiempo

Saboreaban el espacio a golpe de roces procaces
adjetivaban los suburbios como poetas noveles en éxtasis
y se ponían húmedos y vulnerables

Entonces se vestían para volverse ordinarios
luego de blasfemar contra el despertador.



domingo, 12 de junio de 2011

Arena y caravanas.

                                                                                   Imagen tomada de http://www.freepik.es

    La arena, receptora de ocasos, es arrastrada al baile y agrisa el cielo; el mar se deja seducir por los tonos tristes. El cielo, el mar, la arena, cruzan a través de mis ojos y las caravanas de espectros de un futuro que no me pertenece. No hay más oasis que este instante en que escribo y me someto al embrujo de las palabras. Llegué hasta aquí en una de esas caravanas, hija de otros vientos y otros espejismos. Ahora solo espero.

miércoles, 1 de junio de 2011

Los muebles más discutidos.

                                                        Foto del autor con cámara web.

Los muebles más discutidos
en la habitación que susurra...

Bosteza un gato de porcelana
frío
el humo del incienso
abre argumentos sobre la alfombra
y las notas de un piano
esgrimen falsedad en los espacios
mientras mi mano busca la suya
para decirnos algo
callados

Repta sigiloso el recuerdo
con un fuerte olor a antiguos rechazos.