domingo, 30 de diciembre de 2012

Las mentiras del agua.

                                                                  Foto hecha por el autor en Caleta de Fuste, Fuerteventura.


Las mentiras del agua
las mentiras del agua
el mar
no es ni siquiera azul
su susurro
corroe
y su majestuosidad
arroja
inflados cadáveres a las playas

Me gusta el mar
me gusta el mar
y sus mentiras
cuando deambulo
espectral
ahogándome en el aire.

sábado, 22 de diciembre de 2012

El Día del Fin del Mundo.




                                                                  Amabecer y atardecer en Fuerteventura el 21/12/2012.


¿Y si el mundo se acabó?

¿Y si seguimos viviendo
en la inercia
de una ilusión
llamada Realidad?

¿Y si solo somos memoria
de algo que no podemos imaginar?

¿Y si ha muerto el Todo
y solo nos falta
la muerte individual
como siempre?

lunes, 17 de diciembre de 2012

En la noche.

                                                                  Imagen descargada de http://www.cubahora.cu




En la noche
hay que entrever la luz
a través
de los descuidos de las sombras
escuchar su voz
en el tremar del silencio
como revoloteo de pájaros
acurrucados

En la noche
hay que presentir
la forma
de lo que está
y no está
pero acecha

En la noche
ante todo
debemos esgrimir
el conjuro del amanecer
como gallos esperanzados.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Espejear.

                                                                  Foto descargada de www.4freephotos.com

Espejear desde los abismos
arrastrando ese pie
con el que equivocó el sendero
y resarcirse
del abrazo
que desencadenó la condena

Espejear
como una gota
en la tela de una araña
y quedarse dormido
justo
cuando abría sus pétalos
la sentencia

Despertar al otro lado
e intentar descifrar
el lenguaje de las cadenas.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Viejos amantes.

                                                                  Imagen de la Red editada.


Se apaciguaron los brillos
susurraron con alivio las campanas
y el aire desechó perfumes
al revolver la hojarasca

En un revoloteo tibio
los dedos de él
trenzaron la holgura
de su cabellera rala

Llovió sin ganas
y en algún lugar
un relámpago
y el tambor del trueno
hizo galopar la nostalgia

Se miraron
agasajados
por un olvido
que les borraba.