viernes, 28 de junio de 2013

Si has vuelto.

                                                                             Descargado de la Red.



No debes apresurarte si has vuelto
no debes decir perdóname
ni nada
no te desvistas
me he acostumbrado
a imaginarte desnuda
a soñarte

No te apresures
por favor
tengo que cambiar de costumbre.

domingo, 23 de junio de 2013

Aquella caricia.

                                                                Imagen descargada de la Red y editada.


Permanece

se resiste

tira anclas

se adhiere

echa raíces

profundas

absorbentes

grita

calla

se somete

ella

aquella caricia

revelación en la soledad de dos

al margen de la muchedumbre que pasa.

sábado, 22 de junio de 2013

Se invierten los colores.

                                                                  Foto descargada de la Red.






Cuando se invierten los colores del ocaso

y deslumbran

entre olores de hechizada certidumbre

 recojo un libro

para leerlo con el descaro de los dedos

promiscuo  como el  canto de los  pájaros

en la mirada de la virgen

y una presentida lluvia

al soñar con relámpagos

justo ahí

ocurre que te nombro

y espanto a los pájaros

se recupera el crepúsculo

 llueve

sin mojarme

 

Y

me enrumbo

al casi infinito camino de la noche.


miércoles, 19 de junio de 2013

En el aeropuerto de los vuelos cancelados.

                                                                   Foto del autor (Aeropuerto de Fuerteventura)


Se despedían sin conocerse
en el aeropuerto
de los vuelos cancelados
solo así
prevenían
las catástrofes

Bandadas de pájaros negros
invadían las pistas
y la torre de control
se descontrolaba
con la gris intolerancia
de las cenizas.

domingo, 16 de junio de 2013

Entre las piedras.

                                                                                         Foto realizada por el autor (Fuerteventura)


   Solo hay que mirar justo ahí por donde pisas, al atardecer en un barranco y descubrir esta maravilla bajo tus pies. Es necesaria la complicidad de una cámara fotográfica para el adecuado enfoque, pero esas criaturas que parecen sacadas de un pincel en alarde de fantasía, conviven con nosotros como resultado aleatorio del quehacer de la naturaleza. No nos queda otra cosa que copiar, plagiar esos instantes de creación eterna.

     ¡Por favor, hagan clic sobre la foto!

miércoles, 12 de junio de 2013

Otra hambre.

                                                                                     Foto descargada de la Red.



Huele destino

en esos panes

que masticas


hay una dimensión

de necesidad cumplida

un mandato

pero

siempre está lo que llama

y si uno no acude

le devora otra hambre.


domingo, 9 de junio de 2013

Atigrada dimensión.

                                                                  Foto descargada de le Red, editada.


Atigrada la dimensión inocua

esconde zarpas en  acecho

cuando la mañana

olvida el naufragio

con estimulantes premoniciones

 

Es una presencia que intuyo

un olor que pervierte el aire

y alarma

en los reflejos

y las sombras

aún sin rugir

sin saltar

 

Me siento

a merced de otros instintos

y nada puedo hacer

salvo quedarme quieto

muy quieto

y esperar.


miércoles, 5 de junio de 2013

A mi madre en su noventa y dos aniversario.

                                                                   Foto hecha por el autor a su madre con 91 años.

Madre puente
nacida hace tanto
y tan poco
en ti
y a través
llegué a la vida
con paqueticos de memoria
para sobrevivir
en una realidad tóxica 

Hoy
hace noventa y dos vueltas
alrededor de la estrella madre
fuiste tú la que llegaste
también con instrucciones
y sobrevives
con voluntad nonagenaria
como un árbol
con las raíces en la tierra
y las hojas
en la danza del aire

En el nido blanco
de tu cabeza
aún pía
el pollo de mi infancia.

martes, 4 de junio de 2013

El tiempo pierde el interés.

                                                                             Imagen de la Red editada.



 

    Busca en lo mínimo la expresión de lo máximo y establece los límites, sabrás menos de los dos y tendrás la sensación de saberlo todo. Ata los nexos con los inconexos, los brillos con los opacos, cabalga y descabalga el potro de la hondura, bestia sideral que se disuelve en las equivocaciones de la cábala, descubre a Dios en los despistes y en el saludo que acude, intuye la más atroz de las despedidas. Busca en un segundo los siglos. Los siglos son ese segundo que te trasciende y gotea en instantes que te salvan y por los que incluso existes, presumiendo ser mimado por Dios, que te mira y exalta entre todas las especies.  Y así creído un buen día, el tiempo pierde el interés por el espacio y nada vuelve a suceder, salvo una ecuación que nadie resuelve.