domingo, 28 de julio de 2013

El día interminable.

     Si no te menciono en mi Diario es porque no lo tengo, porque un Diario recoge acontecimientos de días y yo vivo un tiempo sin estancos, un solo día que se metamorfosea en sí mismo, que siempre vuelve a ser él para ser otro,que es un Lunes que a veces presume de Domingo o un Domingo obsesionado con ser Martes con el estigma de trece o Viernes, quizás un Jueves estrafalario, fluyendo en la falsa movilidad de una imagen de cine, rectángulo temporal donde todo sucede y precipita. Por eso no te menciono, porque tal vez solo eres memoria de lo que está por acaecer un Sábado y no lo hará para mis ojos y tacto. Solo a veces, escucho voces o tu voz, alguien que dice vuelve y supongo, se refiere a otro, yo nunca me he ido de ninguna parte, no se puede ir el que no ha estado. Soy solo el que pasa en un día interminable.

jueves, 18 de julio de 2013

Amarizar en el Leteo.

                                                                  Imagen de la Red editada por el autor.



A veces
el avión
se metamorfosea
en un destartalado tren
en la medianoche del aire
y pasa por apeaderos
donde nunca
sube
ni baja nadie
y soy
un niño muy viejo
en un vagón
suspendido
entre el ayer
y la nada

A veces
el tren
se metamorfosea
en un espectral avión
que intenta amarizar
en el Leteo.

viernes, 12 de julio de 2013

La puerta..

                                                                   Imagen descargada de la Red.


    Un amigo, de esos que se comprometen con la lectura, la viven como lector y creador, leyó el poema "Una pared" de otro modo y me lo comentó, sobre esa base lo reelaboré y este es el resultado:
Creo que una vez
hubo una puerta
pero la he olvidado
o no la hubo
no sé
y tampoco sé
si en realidad
en algún momento
estuvo alguien al otro lado.

jueves, 11 de julio de 2013

Una pared.

                                                                  Foto realizada por el autor.





Siempre hubo una pared
entre los dos
transparente
e imponderable

Creo que una vez
hubo una puerta
pero la hemos olvidado
o no la hubo
no sé
y tampoco sabemos
si en realidad
en algún momento
estuvo alguien al otro lado.

sábado, 6 de julio de 2013

A través de espejos en llamas.

                                                                  Imagen parcial del Sol (Edición imagen de la Red)


 

Veo

como mi cuerpo pasa

a través de espejos en llamas

con su bolsa de años                                                   

pesada

y el esqueleto resentido

la mirada triste

la piel

fláccida

manchada

es como asistir al lugar del crimen

y no encontrar ni una huella

ningún desliz

de las horas gratas

solo el lugar

sangrado

revuelto

contaminado  de olvidos

y perros que ladran.


martes, 2 de julio de 2013

El alivio.

                                                                  Imagen de la Red, editada por mí.

    Hay que tener valor para evaporarse en el sendero de los sueños que se hacen víscera y duelen cuando se golpean. Es un valor efímero, franco, como susurro de lamento en los mástiles al avizorarse el naufragio. Brota una música untada de lontananza, desabrigo y expulsión, una omisión en el desperdicio de las aguas. Ya esfumado, nada acontece, salvo el alivio.