jueves, 31 de octubre de 2013

Tragicomedia fatua.

                                                                  Imagen descargada de la Red.


 

      Usted, yo y los demás, somos víctimas potenciales de un crimen que pueden cometer ellos, tú o yo. Así de truculento es el hecho de estar y transcurrir en una trama que se construye a sí misma en un sinsentido que presume de finalidad. Eso nos impone una situación compleja que exige un alerta perenne en cuanto a víctimas probables y a un no menos perpetuo acecho de la conducta y las peripecias ajenas, por si las circunstancias nos eligen como verdugos. Eso no impide, que coexistamos en un grado más o menos aceptable de cordialidad e incluso que lleguemos a experimentar el amor y nos unamos en pequeños equipos de sólidos lazos afectivos para reforzar la seguridad. La situación engendrada en tales casos es rica en equívocos, con potencialidad suficiente como para derivar en el escenario óptimo  que  produzca el crimen en el contexto de una coartada doméstica. Este guion brota espontáneamente como consecuencia de los acontecimientos y sus infinitas conexiones internas y externas, en las que causas y efectos intercambian identidad de un modo aleatorio y nos sorprenden. Todos escenificamos una y otra vez esta tragicomedia fatua en el explosivo escenario del cosmos a la pálida luz de miríadas de fantasmas y el ritmo inefable de un piano sordo que opaca la voz del apuntador.


sábado, 26 de octubre de 2013

La libertad de los pájaros.

                                                                                        Imagen descargada de la Red.



La libertad de un pájaro

parece depender

de hasta donde

puedan llevarle sus alas

pero a veces

la máxima expresión

de su libertad

es regresar a la jaula.


 

viernes, 18 de octubre de 2013

Soy.

                                                                   Autorretrato.



Sé que no soy el que creo

creo  no ser el que crees

soy algo

que está más allá de toda creencia

algo sin crear

un proyecto en busca de su dios

en el laberinto del poema.

martes, 15 de octubre de 2013

No sé qué escucho.

                                                                  Foto realizada por el autor.



No sé qué música escucho cuando remoto

deambulo los espacios de mis olvidos

solo

desnudo

deshilachado

y sin sombrero

sombreado por árboles

rencorosos

 por no poder huir del aire, los pájaros y  los otoños

 
No sé qué música

pero

te sigo escuchando

para bien

o para mal

supongo que lo primero

no entiendo lo que dices

me esfuerzo

pero no entiendo

no sé qué escucho

más allá de estos versos.

domingo, 6 de octubre de 2013

Entre las ramas.

                                                                   Imagen descargada de la Red.






De repente todos los árboles están ahí

con sus cantos de pájaros

sus flores

y aromas

a la medida de mis apetencias

como una pausa del caos universal

un flash de acomodo

y sonrío

feliz

casi satisfecho

y me poso entre las ramas

y empiezo a cantar.

sábado, 5 de octubre de 2013

El ajuar.

                                                                   Imagen descargada de la Red.


Se había dormido

en la pátina de los descuidos

dormido

y rodado

hasta un estancamiento del delirio

para saborear

el desasosiego de existir

cuando el tiempo declina

ríspido

como un añadido

a la renuncia de los ángeles


Por eso aceptó

el ajuar de cosas inútiles

táctiles

donde acariciar

la sed

y hambre

de su frustración.

jueves, 3 de octubre de 2013

En esa habitación.

                                                                  Imagen descargada de la Red


En esa habitación

hay pruebas que me incriminan

improntas de intención

fosforescencias

donde develo mi desnudez

mi identidad sin máscaras

están mis códigos                                                         

dispersos

sin contraseñas

 

En esa habitación

nunca he estado

es la habitación

 donde moriré

un día

sin enterarme.