martes, 29 de junio de 2010

El juego.


Como naipes del Tarot

los días van cayendo sobre el tapete


Cada noche

como una noche interminable

un hombre que es todos los hombres

incuba una serpiente


Teje y desteje el hilo de lo ignoto

esperando


Siete espejos

hacen de la soledad un tumulto


Cuando se rompan

hablará la serpiente

le revelará siete enigmas

que son siete llaves

para abrir la puerta del Oeste


El juego habrá terminado.

6 comentarios:

Andrés Díaz Castro(Andestdi) dijo...

La imagen ha sido subida de la Red. Si su uso está restringido por derechos de autor, ruego me lo comuniquen para proceder en consecuencia ¡Gracias!

Taty Cascada dijo...

Espero que no termine,el fín es la muerte verdad?
Un abrazo.

César Sempere dijo...

Metafórica descripción del recorrido hacia el fin. Como siempre lo importante es el viaje, no el destino.

Sublime.

Un abrazo,

Pluma Roja dijo...

Interesante poema con toques mágicos. Esperar el fin del juego ¿Habrá fin?

Saludos cordiales,

Hasta pronto.

Estrella Altair dijo...

Con llaves o sin ellas, el camino se tiene que recorrer.. y cuanto mas felices seamos mejor..y a veces la felicidad sólo es sencillez y ausencia de complicación..

Un beso

Marga dijo...

Interesante , ese toque mistico , magico...
invitandote a pensar...

Un beso