viernes, 31 de diciembre de 2010

Cuaderno de Bitácora, 31 de Diciembre del...

                                                        Imagen de la Red.

    Me veo en un barco abandonado en un muelle extraño, la última noche de un año en que el abandono echó anclas en las turbias aguas de mis dudas. Bamboleo solitario junto a una ciudad que transcurre al otro lado de mis afectos. Pido auxilio y nadie acude. Es grave. Soy un marinero que no sabe nadar, un pez sin agallas, un raro ciudadano del siglo que aún se emociona con la migración de las aves al atardecer y se debate desamparado ante la magia digital. Quizás no sea difícil saber por qué me han abandonado, otra cosa es comprenderlo.
    Hastiado de gritar, intento conciliarme con mi barco, un armatoste oxidado, con la memoria de mil tormentas de proa a popa, desvencijados camarotes, cabos sueltos y atados, quejidos de la arboladura, la bitácora sin brújula y el cuaderno desencuadernado, el silencio señoreando la sala de máquinas. Creía conocer mi barco, pero no o este no lo es. Algo me confunde, no sé si sus dimensiones o la falta de complicidad. Me siento cansado, muy cansado, como recién salido de un temporal. Hace frío, más bien viento frío. Busco refugio en el más confortable de los camarotes, el del capitán, abierto como todos y como todos revuelto y con ratas, despreciables pero vivas, una opción cómplice. Me tapo con harapos y me duermo. Sueño con una ciudad a medianoche, la última medianoche del año. Repican las campanas, pitan los barcos, el cielo se engalana con fuegos de artificio y yo la beso a ella en el muelle y contemplamos un barco oscuro que se mece. "¿Por qué lo habrán abandonado?" Me pregunta y no sé que responderle, la vuelvo a besar, se aprieta contra mí "No quiero ser como ese barco", me susurra, "Yo me preguntaría qué ha sido de los marineros" es lo que le digo, la siento temblar. Ella calla por un instante y luego me dice en un bisbiseo, "Es lo mismo". Me despierto. Ululan los barcos surtos, menos el mio, por la claraboya entra la luz de los fuegos, la ciudad toda es un clamor de advenimiento. Subo a cubierta. Mi barco se mueve, ha soltado las amarras y se aleja del muelle donde una parejita se besa. Imagino que sigo soñando o que estoy muerto. Tal vez no es imaginación. También puede que estuviera muerto y ahora estoy vivo, resucitado por el abandono. El barco navega de nuevo y la ciudad se difumina en una distante decrepitud. No sé nada sobre la tripulación, ignoro quién es el capitán y quién el timonel. Solo sé que entiendo las órdenes y creo saber a donde voy.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Noche pupilas adentro.

                                                        Imagen de Internet.


Noche pupilas adentro
hasta la llamita violeta del corazón
los maderos arden
calor a su alrededor
y un aroma a luz que nos perfuma
mientras aparta las sombras
y nos habla sin voz.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Pleamar de la nostalgia.

                                                                          Imagen de http://es.dreamstime.com/

Las ganas de azul que me trascienden
tienen un compromiso con tus ojos
un salobre frescor de añoranzas
con pasos vulnerables en la arena
donde tus huellas faltan

Olas que van
olas que vienen
un horizonte sin barcos

Y mis huellas borrándose...

jueves, 16 de diciembre de 2010

Rebelión íntima.

                                                                                
                                                          
 Imagen subida de http://es.dreamstime.com/









En mí
perseveran
disturbios de una rebelión blanda
con consignas simples
disfrazadas de versos

Una multitudinaria unidad
enarbolando la vida
en barricadas temporales

Yo
delante
y en el reverso.

martes, 14 de diciembre de 2010

Huele a tus cabellos.

                                                                          Imagen de Google.


Este no es siquiera un buen poema
pero tiene memoria de alas en sus versos
y de los besos memoria
memoria de caricias
amorosos develos
en la memoria de los huesos

Puede que sea un mal poema
un pésimo intento
pero huele a tus cabellos.

sábado, 11 de diciembre de 2010

¿Dónde ha dejado sus aromas?

                                                         Imagen subida de la Red.



¿Dónde ha dejado sus aromas?
Preguntó cuando supo que había muerto
Algo sube cuando se desciende
Agregó

Y una luz pálida
como de vela al acecho
irrumpió en la falsa llanura de la sábana

No quisiera volver a sus espacios
no me llevo bien con los espejismos
me asfixio antes

Algo húmedo
descendió a través de las arrugas
tiempo ondulado

¿Dónde ha dejado sus aromas?
Preguntó de nuevo
y olfateó lo irreparable.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Poema a él.

Yo nunca le hice un poema a él
ni a Él
ni a otro
creo que no le hice un poema a nadie
o quizá sí
a ella
pero no a ella-ella
sino a la ella-todas
la mujer amable de mis arquetipos
hecha de retazos de mujeres vivas y muertas
de las del roce
o las de la virtualidad
hecha para el consumo del sueño

Pero nunca le hice un poema al Tirano

Mi yo-poeta
fue más inteligente que el otro
que también soy yo
pero con erratas

Bueno
al final le hago este poema
para ignorarlo.

martes, 7 de diciembre de 2010

Anclada a mi barra de tareas.


Desde la primera vez
que te asomaste
al brocal de mis deseos
te anclé a mi barra de tareas

Un modo de tenerte
al alcance de mis dedos
cuando la poesía apremia

Ahora
aunque no estés
es fácil invocarte

Se manifiesta el poema.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Coloca allí un espacio que nos pertenezca.

                                                        Imagen de Google.

Coloca allí
en ese acá del otro lado
un espacio que nos pertenezca
un acto de posesión que nos una

Luego
dímelo
como si yo no lo supiera
con susurros
para que tu voz
corra como agua
y moje mi soledad interior
con todo el tumulto que la honra.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Yo nadaba turbio.

Yo nadaba turbio
en la turbidez del silencio
el espeso silencio de las ausencias
el ríspido silencio de las derrotas cotidianas
el que sigue a los gritos
los gritos contenidos
en la dolorosa censura de la garganta

Yo nadaba turbio
como un pez fantasma
en una alberca sin agua
con anzuelos en el aire

Yo simplemente nadaba
para olvidar.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Supe que habías llegado.

                                                                  Imagen de Google.

Supe que habías llegado
por cierto temblor en la memoria
que removía aromas insondables
un respirar profundo
terco
de la tierra
susurro con voluntad de sorpresas

Lo supe además
porque reconocí ternuras en mi nombre
por las necesidades que acudieron
como  apéndices de la  noche
atrevidos desertores
que reptaron por mi ombligo
con su carga de tentaciones

Supe que habías llegado
cuando un trino irrepetible
salió en busca de su pájaro
y me encontró a mí en la floresta..

domingo, 28 de noviembre de 2010

Lo bueno de lo malo.

                                                               Imagen subida de: http://www.forodefotos.com/


Lo malo de lo bueno es que nunca es bueno al ciento por ciento
Lo bueno de lo malo es que siempre tiene su porción de bondad
Lo malo de lo bueno es que ese lado malo nos hace tanto daño
que borra todo lo bueno, lo rebasa
Lo bueno de lo malo
es como una luz en la oscuridad, nos salva

Tal vez por eso lo malo
tiene ese perverso poder de atracción
esa poesía escondida
que pierde a los poetas.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Ley de la conservación de la poesía.



La poesía
ni se crea
ni se destruye
solo se transforma.

martes, 23 de noviembre de 2010

Dos, tres, uno.



Los alaridos devorados
por la persistencia de la noche
el cansancio infinito del dolor
rindiendo cuentas a la muerte
con la melodía del insomnio

El dador con las manos vacías
acosado por los menesterosos

El niño ha preguntado
¿Por qué?
¿Por qué?
le he respondido

Los dos
intentamos descifrar el enigma
en la estrecha regla de un juego

Un, dos, tres
dice el niño
Tres, dos, uno
digo yo
Dos, uno, tres
dice una Voz
Dos, tres, uno
dice el Coro
Dos, tres, uno.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Un día abres los ojos.





















Acerca de la imagen: Obra de José Luis Álvarez, en venta en la siguiente dirección:


 Un día abres los ojos
y tienes constancia de la metamorfosis

Te has convertido en crisálida

Inmóvil
muriendo

Si te son favorables las circunstancias
llegarás a volar
pero como otro
un efímero sin memoria
en un jardín de heliotropos
donde un niño caza mariposas.

domingo, 21 de noviembre de 2010

El miserable.




















Olía a miseria
su miseria le calaba
y era miseria su rostro
y miseria su mirada

Con un poco de miseria se vestía
y con otro poco cenaba
con mucha miseria
demasiada
poco a poco moría.

sábado, 20 de noviembre de 2010

La esperanza del Mundo.


                                                                       "Los niños son la esperanza del mundo"
                                                                                                 JOSÉ MARTÍ

En un Mundo sin esperanza
"los niños son"
como dijera el Poeta
"la esperanza del Mundo"

Nosotros
niños malogrados
que velamos el cadáver
de nuestras utopías
debemos decirles
revolviendo la ceniza
¡El Ave Fénix existe!

viernes, 19 de noviembre de 2010

Zona honda.



Hay una zona
de límites difusos
donde mi rostro se acomoda
 sin máscaras
con una palidez decorosa
una zona honda
pulcra
una zona de silencios
y soledades sin formas
está dentro de mí
y al otro lado
una zona donde nadie  me conoce
porque no hay nadie
y los espejos están rotos.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Mejor volar.


Alas que se precipitan
en el vértigo de su necesidad
a la honda proposición
de los sonámbulos

Peligroso despertar
en las cornisas

Abajo siempre hay
quien disfruta con el espectáculo

Mejor volar
aunque el precio sea
creer en los ángeles.

martes, 16 de noviembre de 2010

Criptoversos 1.






L0  M410
313GIR  3N7R3  31  8I3N
Y  31  M41

D3  741  313CCIÓN
31  53R  HUM4N0
R35U17A  513MPR3  MU71L4D0.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Búho equivocado.



Matar pájaros en las tardes
desollar crepúsculos
beber olvidos en mugrientas barras
abrazado a la amnesia
como un triste garabato

Deslucir entre siluetas
adormilado
intuyendo el amanecer
al Este de las catástrofes

Presumir de desarraigo
con un olor insoportable a fronteras
y maletas extraviadas

Matar pájaros en las tardes
y dormir
como un búho equivocado
al cobijo de los árboles.

viernes, 12 de noviembre de 2010

El putrefacto silencio.

En los estantes
además del polvo hay libros
hay ideas
más que ideas, relámpagos
extraños relámpagos fríos que iluminan
y retumban silencios
mudos relámpagos

Yo acecho

Hay muchas palabras incómodas en mi cabeza
prestas a ser cómplices de los libros

Pero no encuentro las gafas

El polvo
tantos libros
el putrefacto silencio...

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Polvo enamorado.



Quiero
ver el otro lado de ese grito
sucumbir a su necesidad
arrebato lujurioso del tránsito
hacerme acreedor
de sus contactos
y convulsiones
tras el salto

Reconocerme
en esa ruina que renace
como una flor inalcanzable
en el pasado de los astros

Quiero
ser eterno de otro modo
pero como dijo el poeta

Enamorado.

martes, 9 de noviembre de 2010

Miradas en el límite.



Me miras
me digo
mientras me asomo a esa foto
niño
Yo
ojos blanquinegros

Desde la muerte me miras
devorado por los relojes

Soy de otra manera
¿sabes?
Tú tampoco eres como te recuerdo
pero en fin
algo nos une

Nunca sabré como mirabas

Nunca sabrás como yo miro.

domingo, 7 de noviembre de 2010

El último vuelo de la mariposa.





Bailaré
la música olvidada
la de los cuernos no soplados
antes de la caza
solo debajo de las quebraduras
danzando soledad
con piruetas de muerto
alejado de todo ceremonial
sin reconocer al tótem

Danzaré
con esos coros mutilados
más allá de la noche
y sus sombras
siguiendo
el último vuelo de la mariposa.







sábado, 6 de noviembre de 2010

Diositos alocados.

                                                                                     Dedicado a mi hermano Abel.

    Cae y no sé, pero cae. De pronto, el tiempo se congela en las soleras de la infancia y denuncia un futuro acrisolado, disloque existencial con amalgama. Uno se dispersa, amontona retazos donde el olor se disfraza de relámpagos sabor afrutado,  consecuencia de una fermentación aleatoria de los retozos, mínima precaución irresponsable, descuido ante las alertas que nos arrojan a un ahora con alarmas. La palabra urgencia abre los brazos sobre el universo y nos deja a la espera de los desahucios. Yo diría vamos a jugar, juguemos, jueguitos de guerra en el que nos decimos, estás muerto, a la ligera, porque sabemos vamos a resucitar. Juguemos a "cristitos" bélicos, diositos alocados. Juguemos hermano. Nada en serio. Nos queda mucho tiempo para jugar nuestras fantasías de viejos. El tiempo se descongela, se levanta y seguimos adelante. No sabes cuantos poemas están esperando, cuantos personajes; si lo sabes, ¡siga la guerra!

sábado, 30 de octubre de 2010

Diálogo excitante.


Hablábamos
la Muerte y Yo
ella muy parca
Yo muy locuaz
sabía mucho de mí
de antes
y después...

Hablemos de la vida
le dije

¡No me gusta hablar
de cosas trascendentes!
fue su respuesta
y punto final

Con una convulsión
nació.

jueves, 28 de octubre de 2010

Beso de humo.

Espera

El humo le visita
y sale
se eleva

Desesperado
el hombre chupa

Como niño

El humo le visita
sale
fabrica figuras
y se escurre
por el desasosiego

El cigarrillo arde
se consume

El reloj
capnomante
le augura
un beso de humo
en el lecho de las nubes.

martes, 26 de octubre de 2010

Paisaje de Otoño.


La segunda humedad

que habita

las devaluaciones del Sol

con las pérdidas

de cada mirada

por el goteo de párpados

y ese aire amarillo

que descorre

la cortina de los retornos


Una ilusión pasa galopando

se encabrita


Tu silueta al fondo

de un paseo desolado

inalcanzable.

jueves, 21 de octubre de 2010

Poema insondable.


Nace una espuma diligente en la ola carcomida arrastrada por las exigencias cósmicas

Trema la dulzura del aire trastocado en los riscos, costa soledad con alas salobres

Yazgo distancia en la arena sucia, en las sugerencias de un horizonte intocable

Mías, digo a las nubes en su perenne metamorfosis, pasan, quedo vacío sermoneado por las olas

Gaviotas turbias sobrevuelan el hambre en la urgencia de la tarde

Un barco bamboleo, difuso fantasma del límite, genera ensueños

La realidad, a veces, es un poema insondable.

sábado, 16 de octubre de 2010

El espejismo de un ruiseñor.


Ese gato

ronronea

con la nostalgia de un dios



Araña

el corazón arcaico de las pirámides

y sus ojos relampaguean

como diamantes frustrados



Caza

en jardines petrificados

el espejismo de un ruiseñor.

viernes, 15 de octubre de 2010

La respuesta.


...y ahora ven

seamos por una vez

la respuesta

a la pregunta

que nunca se hará.

viernes, 8 de octubre de 2010

Hueles a olvido.


Hueles a olvido

amarilleas deshojándote

te enfrías y ya no puedes

los vermes te reconocen

en la ilusión de sus hartazgos


Quieres llamar

pero se resisten los nombres

sólo te queda eso

imaginar que has sido

imaginar que ha habido alguien

con tu esencia

después

y antes del polvo.

martes, 5 de octubre de 2010

Temblor jueves.



Tiembla jueves por lo no dicho


que recordaremos el viernes


por esas asfixias calculadas


que propician


los extraños orgasmos de los ahorcados




Una lluvia fina


(a pesar de las hojas


y el desencanto)


sabe de ti


me lo susurra




Me quedo con el gusto a pájaros mojados


y a una chica que corría


desnuda bajo su ropa




No hubo otra memoria para el viernes.

viernes, 1 de octubre de 2010

¿Qué haces?


Una larga historia nos redime

cuando me siento sobre tus párpados

y me dices

¿Qué haces?

y una delicada lluvia de esquivas

moja la tristura de la claridad

que nos dispensa una menguada luna


Esta noche de maletas hambrientas

agobiadas por el insomnio

¿Qué haces?, me dices

Toco en tu cuerpo

para ver si abres.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Preciso.

Preciso avizorar dimensiones desconocidas
en las arrugas invisibles del ocaso
preciso deambular por callejas grises
con olores que brotan del pasado
encontrar rostros
y perfumes
el sonido de ciertos pasos
preciso encontrarme en una esquina
soñando un futuro equivocado

Preciso callarme mientras me miro
saborear el asombro de contemplar
un rostro sin fracasos

Preciso creer que he sobrevivido.

lunes, 20 de septiembre de 2010

La línea sinuosa.

Desdigo la geometría que buscan mis ojos
si al abrirlos descubro el vértigo de los tuyos

El esmeralda se achica en los silencios
de modo que se encabritan al reconocerme
y me sumerjo
en el delicado charco de los rechazos
y el miedo a las versiones
que me crearán en tu mundo

Euclides no funciona
y la línea sinuosa
es el camino más corto.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Vivo en la trastienda de los que consumen.


Vivo en la trastienda

y me alimento

con alitas de pájaros derrotados

que se arrastran en los vertederos


Bebo lluvia ácida

energizada por relámpagos


Sueño con un milagro

que me llegue rodando por las aceras

y me diga

De parte de Dios

y me mate


Vivo en la trastienda de los que consumen

¡Harto!

domingo, 12 de septiembre de 2010

Amnesia con estilo.


La memoria que tengo del mañana

se parece mucho a mis olvidos

y la imagen

de ruinas de murallas

vulnerables al martilleo de los relojes

parcelando...


La memoria que tengo del mañana

es una amnesia con estilo

memoria reinventándose

en su camino hacia la nada


El futuro ya lo he vivido

y dentro de poco

lo habré olvidado


Olvidándome.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Las palabras.

Me quedo quieto a la sombra de las palabras
las escucho en su susurro primordial
dicen
lo que les digo
lo que les dicen

Son como árboles inmensos
parte de un bosque esencial
las palabras
sus sombras
un sentido para cada cual
un modo para refugiarse en el camino
¡las palabras...!

sábado, 21 de agosto de 2010

Noticias de mañana.


Los periódicos de ayer

traen noticias de mañana

pero nada sobre hoy


Arde un bosque en no sé donde

debo apagarlo en mi bosque

antes de que arda.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Entre las hojas.


Flamean distancias más allá del vino

en un país de devociones caducadas

con tabúes arrojados a los cestos

y bárbaros gritando consignas desde las ventanas

un extraño confín

familiar como un espejo roto

en el asombro de la infancia


Avizoro gatos en mis cosquillas

disloque de la piel cuando se avecina

una tarde estival con tormentas


El bochorno me aniquila

tu mirada en el cenit

abarcadora

calcina piel

como un divorcio


Los pájaros dormitan

entre las hojas.

lunes, 16 de agosto de 2010

Vuelven


Vuelven en las tardes

y no son pájaros


Vuelven

sólo vuelven

y me reconozco

en su tristeza larga.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Siempre a las cinco de la tarde.


Después de la muerte de él, ella se resistió a la soledad. Se aferró a la hora del té. Un viejo samovar de dudoso estilo, una mesa, un espejo, dos tazas humeantes y algunas golosinas. Siempre a las cinco de la tarde. Él ahí, fuera de toda edad, íntimo y solícito. Ella, digna en su coquetería senil, con gestos casi felices. Los recuerdos en cada sorbito.

- El té es la eternidad...¿verdad?- ella le pregunta.

Él sólo sonríe.

- ¡Sí!- se responde ella y bebe, bebe y sonríe.

Paisaje después del crimen.


El hombre que se despertó sin rabia, fue arrastrado, sin saberlo, por la rabia de la multitud y cometió con todos el crimen. Luego regresó a casa impoluto; una aureola de inocencia le envolvía.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Amantes.





Estaban hechos el uno para el otro, pero no para poseerse, sino para añorarse. Así fueron felices con sus respectivos cónyuges a través de una infidelidad potable. Se dice que llegaron a odiarse de un modo trémulo, el sutil odio de amantes cansados. Nadie conoce de un beso o un roce de estos cuerpos habitados por almas gemelas, sólo miradas dulces o amargas, gestos que decían algo y por los que se sentían culpables. Pero era un lenguaje críptico que sólo ellos podían descifrar, pero que poco a poco se tornó más oscuro, como entresijos de un enigma que los llegó a aburrir hasta abandonarlo. Se hicieron viejos como desconocidos, en la memoria perdida quedó lo demás.

Incubando alas.


El poema nos rehace

en lo que pudo haber sido

un país de orugas

incubando alas

al devorar las hojas

devoradoras del sol


Lo efímero revoloteando

en el jardín interior.

sábado, 31 de julio de 2010

Volvemos hierba sobre los labios.

Volvemos hierba sobre los labios
por el camino sin viajeros
nadamos
solos como dioses
tentados a crear
por no se sabe

Tramos con bifurcaciones
carromatos crujen
abaratando el polvo

A lo lejos
luces y aromas
podremos pernoctar
en la venta de los adioses.

jueves, 22 de julio de 2010

Te llamo con otro nombre.

Una luna negra declina

al otro lado del telón de fondo

con aullidos declina

con amagos

húmeda de tristeza turbia



Sus rayos de sombra

sucumben

a la mirada de los gatos

que embrujan la memoria

tu tránsito dactilar se desdibuja

se borran itinerarios en mi piel

ya tu aliento no quema



Declina tarda

en el eco de los horizontes

donde los pasos de tu voz

hacen un camino que calla



Me quedo sordo

y a gritos

te llamo con otro nombre



A veces

alguien responde.

miércoles, 14 de julio de 2010

Ante la puerta donde nadie dice no.


Detenido ante la puerta donde nadie dice no

arranco una hoja del calendario que se derrite

cruje memoria al desbande

me acurruco

envuelto en sábanas de taquiones camuflados

palpo sin saberlo

dimensiones aplazadas en el salón de los cálculos

metáforas de seriedad

en confabulación con los números

acomodos para lo inexplicable


Me dices hoy es martes trece

¡Abrázame!, dices

tu cuerpo es una distancia posible

parte de ese universo compartido

donde las metáforas nos rehacen.

jueves, 8 de julio de 2010

Hay de fondo un galopar.


Hay de fondo un galopar

de bestias seducidas por los relámpagos

polvo premonición amenazado

un lector descubre

al verso culebreando en la hierba

pregunta

le responde el aire

incoherente

y un murmullo de ojos

amenaza

las miradas se encabritan

la luz se dispersa

acosada


La tarde

untada de regresos

huele a oquedades

mi caballo se desboca


Sólo recuerdo el polvo

los gritos

y de nuevo el polvo

en aquel instante de mi boca.

jueves, 1 de julio de 2010

Supo.

Garganta desolada por la irreverencia de un grito
piel que sucumbe a la idea
de reconocerse frontera
útero de conflictos
miradas máscaras con vocación de puertas

Lo sufre todo de golpe
un mazazo íntimo
justo cuando la noche
le desriscaba por sus instintos
animal acorralado en un instante de silencio
en la senil recurrencia de los olvidos

Supo por qué no recordaba su nombre
supo por qué el ahora
aumentaba su peso específico
y se hundía
poco a poco
en la espesa constancia del alba.

martes, 29 de junio de 2010

El juego.


Como naipes del Tarot

los días van cayendo sobre el tapete


Cada noche

como una noche interminable

un hombre que es todos los hombres

incuba una serpiente


Teje y desteje el hilo de lo ignoto

esperando


Siete espejos

hacen de la soledad un tumulto


Cuando se rompan

hablará la serpiente

le revelará siete enigmas

que son siete llaves

para abrir la puerta del Oeste


El juego habrá terminado.

domingo, 13 de junio de 2010

El Día.


Un día

cierto día

de todos los días de la vida

el sabor del tiempo nos empalaga

y una arcada inútil

nos saca de las entrañas

los segundos mal digeridos

de tantos y tantos minutos

de tantas y tantas horas

de ese único día


El último.

domingo, 6 de junio de 2010

A mi cómplice.


I


Cómplice lector

este es nuestro poema


Hay lunas quebradas dentro de nuestros ojos

demasiadas flores mustias

y andantes devorados por los caminos


Crepúsculos

y corazones


Hay traducciones impropias

del gesto que otr@ nos hizo

síntesis sorpresa

equivocaciones


Nos deslizamos tobogán al eclipse

y en el calendario lunar

nos persiguen las trampas


II


Al desgarro

escribo en mi corteza


No soy un árbol


Me alargo hasta besarte con mis trucos


Me acosas, dices


Dejo en la página una llama

un ademán íntegro para incinerarme

desde el humo sabré decirte

no amaré a nadie como a ella


Te lego mis cenizas

y sus premoniciones.

domingo, 30 de mayo de 2010

Si no te mata la intemperie.


Despierta al sueño de los espejos rotos

al de la arena que antes fue roca


Despierta alud en los barrancos de humo

lados

esquinas

recovecos

de los deseos reprimidos en la primera hora


Desnúdate a bocados al borde del camino

y espera


Si no te mata la intemperie

alguien vendrá

y te vestirá con un abrazo.

viernes, 28 de mayo de 2010

A veces aunque no lo parece.

Hoy no ha llovido
como yo sé que llueve
pero cayeron unas gotas
sucias
suicidándose a través del polvo

No pudieron con el sol
no fabricaron arco iris
pero me dijeron que algo sucede

A veces
aunque no lo parece
llueve
y hay un revoloteo de paraguas en la memoria

Las dunas florecen.

martes, 25 de mayo de 2010

Mariposas sobre las cenizas.


A veces sobre las cenizas

volaban mariposas


Blancas


Digo a veces

puede que siempre

pero hablo de aquellas cenizas


Es curioso

yo era muy joven

y me consumía en las cenizas por el futuro

y lo vivía como un poema


No sabía que el futuro es un vampiro

que ni siquiera existe


Lo único real eran las mariposas

sobre las cenizas.