sábado, 28 de diciembre de 2013

Cuaderno de Bitácora, 31 de Diciembre del...(Reedición)

                                                                            Imagen descargada de la Red.



    Me veo en un barco abandonado en un muelle extraño, la última noche de un año en que el abandono echó anclas en las turbias aguas de mis dudas. Bamboleo solitario junto a una ciudad que transcurre al otro lado de mis afectos. Pido auxilio y nadie acude. Es grave. Soy un marinero que no sabe nadar, un pez sin agallas, un raro ciudadano del siglo que aún se emociona con la migración de las aves al atardecer y se debate desamparado ante la magia digital. Quizás no sea difícil saber por qué me han abandonado, otra cosa es comprenderlo.
    Hastiado de gritar, intento conciliarme con mi barco, un armatoste oxidado, con la memoria de mil tormentas de proa a popa, desvencijados camarotes, cabos sueltos y atados, quejidos de la arboladura, la bitácora sin brújula y el cuaderno desencuadernado, el silencio señoreando la sala de máquinas. Creía conocer mi barco, pero no o este no lo es. Algo me confunde, no sé si sus dimensiones o la falta de complicidad. Me siento cansado, muy cansado, como recién salido de un temporal. Hace frío, más bien viento frío. Busco refugio en el más confortable de los camarotes, el del capitán, abierto como todos y como todos revuelto y con ratas, despreciables pero vivas, una opción cómplice. Me tapo con harapos y me duermo. Sueño con una ciudad a medianoche, la última medianoche del año. Repican las campanas, pitan los barcos, el cielo se engalana con fuegos de artificio y yo la beso a ella en el muelle y contemplamos un barco oscuro que se mece. "¿Por qué lo habrán abandonado?" Me pregunta y no sé que responderle, la vuelvo a besar, se aprieta contra mí "No quiero ser como ese barco", me susurra, "Yo me preguntaría qué ha sido de los marineros" es lo que le digo, la siento temblar. Ella calla por un instante y luego me dice en un bisbiseo, "Es lo mismo". Me despierto. Ululan los barcos surtos, menos el mío, por la claraboya entra la luz de los fuegos, la ciudad toda es un clamor de advenimiento. Subo a cubierta. Mi barco se mueve, ha soltado las amarras y se aleja del muelle donde una parejita se besa. Imagino que sigo soñando o que estoy muerto. Tal vez no es imaginación. También puede que estuviera muerto y ahora estoy vivo, resucitado por el abandono. El barco navega de nuevo y la ciudad se difumina en una distante decrepitud. No sé nada sobre la tripulación, ignoro quién es el capitán y quién el timonel. Solo sé que entiendo las órdenes y creo saber a dónde voy.


miércoles, 18 de diciembre de 2013

El usurpador.

                                                                  Imagen descargada de la Red.



 

      La desesperación tocó hace un rato y yo me desentendí de la puerta. Jugué con ello, es imaginación o aire, dije, tal vez un espectro errante que ha confundido mi casa con su tumba. Me desentendí, me resulta cómodo. Quiero dormir, morirme un poco y abrir puertas maravillosas a mundos delirios con sus claves, olvidar la mala interpretación que hago de la realidad. Mi cráneo alberga un universo trastocado, con laberintos al detalle y señales burlescas. Pero también hay algo más, lo más o el más allá que se acomoda en intersticios cuánticos que, con su traje matemático, se presta a todo, como que tú y yo estemos unidos por un hipotético túnel con fuerte fluir de información que reta las limitaciones y su gravedad deformante. Será por eso que te sueño con dudosa lucidez y que la desesperación vuelve a tocar, ahora de un modo casi dulce o el muerto que viene a recuperar su tumba.


viernes, 13 de diciembre de 2013

Recital.

                                                                           Imagen descargada de la Red.



 

Hoy

me invité a leer

unos poemas

No poemas de otros

sino mis poemas

Y al empezar

vi que el teatro estaba vacío

Todos los espectadores

se refugiaron en mi voz

Y asistí

solo y extrañado

al desfile de palabras

Y no estuve seguro de nada

ya no supe si leía a otros

o a mí.


sábado, 7 de diciembre de 2013

Simiente de la ternura.

                                                                  Imagen descargada de la Red



    Caminarás aquel parque donde no estuvimos, pero en el que te soñé sin conocerte, aún mágico con mis neuronas al desgaire, ensayando sinapsis como microscópicas magas del asombro en fastuoso baile, así te soñé. Algunos le llaman sexto sentido, da igual, estuviste ahí aquella noche, hablé contigo y quedé prendado del tú gestual, ese conjunto que se repite a lo largo de mi vida en cada mujer que me roza. Caminarás por ese parque al anochecer, por eso de la nostalgia y te sentarás en aquel banco, observarás las mismas ventanas de los edificios y habrá frío y viento, nubes en un cielo invernal y me verás llegar, pasaré a tu lado y no te veré, pero sabrás que me conoces y que hay memoria en tu piel y lo quieras o no, tendrás que llorar, un llanto dulce, adolescente, simiente para una ternura que no te abandonará.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Detrás de la niebla.

                                                                  Foto realizada por RBV (mi esposa)


 

Huelo la transparencia

detrás de la niebla

más que olerla

la presiento

y le doy residencia

en el asombro

para restablecer

la confianza en mis ojos

seducidos por la gasa

que hace presumir desnudez

en la diosa que se escurre

a través

de la grisácea monotonía

del entorno

 

La huelo

y empiezo a ver

algo se revela

y rebela

en el sendero húmedo

que lleva a la cumbre.

 


viernes, 15 de noviembre de 2013

Volveremos a escribir en los muros.

                                                                  Foto realizada por el autor.



Volveremos a escribir

en los muros de la rabia

por las crepitaciones

y el hedor a desarraigo

lo mustio adherido

al instante decomisado al alba

por los estampidos

de los guardianes de lo estático

así siempre                  

obstinados

intentando  argollar a los pájaros

al protocolo del reptil adaptado

 

Volveremos a escribir esas palabras

para que amanezca de otro modo.


miércoles, 6 de noviembre de 2013

Renunciar...

                                                                  Foto realizada por el autor.



 

No se trata de pensar

o no pensar

tampoco de volver

o no

 

Se trata

de intentar construir algo

 para creer

un altar de palabras

ante el que postrarse

y llamarle realidad

y  renunciar…


jueves, 31 de octubre de 2013

Tragicomedia fatua.

                                                                  Imagen descargada de la Red.


 

      Usted, yo y los demás, somos víctimas potenciales de un crimen que pueden cometer ellos, tú o yo. Así de truculento es el hecho de estar y transcurrir en una trama que se construye a sí misma en un sinsentido que presume de finalidad. Eso nos impone una situación compleja que exige un alerta perenne en cuanto a víctimas probables y a un no menos perpetuo acecho de la conducta y las peripecias ajenas, por si las circunstancias nos eligen como verdugos. Eso no impide, que coexistamos en un grado más o menos aceptable de cordialidad e incluso que lleguemos a experimentar el amor y nos unamos en pequeños equipos de sólidos lazos afectivos para reforzar la seguridad. La situación engendrada en tales casos es rica en equívocos, con potencialidad suficiente como para derivar en el escenario óptimo  que  produzca el crimen en el contexto de una coartada doméstica. Este guion brota espontáneamente como consecuencia de los acontecimientos y sus infinitas conexiones internas y externas, en las que causas y efectos intercambian identidad de un modo aleatorio y nos sorprenden. Todos escenificamos una y otra vez esta tragicomedia fatua en el explosivo escenario del cosmos a la pálida luz de miríadas de fantasmas y el ritmo inefable de un piano sordo que opaca la voz del apuntador.


sábado, 26 de octubre de 2013

La libertad de los pájaros.

                                                                                        Imagen descargada de la Red.



La libertad de un pájaro

parece depender

de hasta donde

puedan llevarle sus alas

pero a veces

la máxima expresión

de su libertad

es regresar a la jaula.


 

viernes, 18 de octubre de 2013

Soy.

                                                                   Autorretrato.



Sé que no soy el que creo

creo  no ser el que crees

soy algo

que está más allá de toda creencia

algo sin crear

un proyecto en busca de su dios

en el laberinto del poema.

martes, 15 de octubre de 2013

No sé qué escucho.

                                                                  Foto realizada por el autor.



No sé qué música escucho cuando remoto

deambulo los espacios de mis olvidos

solo

desnudo

deshilachado

y sin sombrero

sombreado por árboles

rencorosos

 por no poder huir del aire, los pájaros y  los otoños

 
No sé qué música

pero

te sigo escuchando

para bien

o para mal

supongo que lo primero

no entiendo lo que dices

me esfuerzo

pero no entiendo

no sé qué escucho

más allá de estos versos.

domingo, 6 de octubre de 2013

Entre las ramas.

                                                                   Imagen descargada de la Red.






De repente todos los árboles están ahí

con sus cantos de pájaros

sus flores

y aromas

a la medida de mis apetencias

como una pausa del caos universal

un flash de acomodo

y sonrío

feliz

casi satisfecho

y me poso entre las ramas

y empiezo a cantar.

sábado, 5 de octubre de 2013

El ajuar.

                                                                   Imagen descargada de la Red.


Se había dormido

en la pátina de los descuidos

dormido

y rodado

hasta un estancamiento del delirio

para saborear

el desasosiego de existir

cuando el tiempo declina

ríspido

como un añadido

a la renuncia de los ángeles


Por eso aceptó

el ajuar de cosas inútiles

táctiles

donde acariciar

la sed

y hambre

de su frustración.

jueves, 3 de octubre de 2013

En esa habitación.

                                                                  Imagen descargada de la Red


En esa habitación

hay pruebas que me incriminan

improntas de intención

fosforescencias

donde develo mi desnudez

mi identidad sin máscaras

están mis códigos                                                         

dispersos

sin contraseñas

 

En esa habitación

nunca he estado

es la habitación

 donde moriré

un día

sin enterarme.





domingo, 29 de septiembre de 2013

El faro.

                                                                   Imagen descargada de la Red.


 

Alguien

ha puesto

un minúsculo faro

en la incertidumbre de la noche

una palabra

parpadeante

como referencia

al territorio de lo  posible

a pesar de la marejada

y las dudas.


martes, 24 de septiembre de 2013

La última luna llena.


 

Traigo en el bolsillo

la última luna llena

de la próxima vez

en el cielo que imagino

para ese muerto que soy

mañana

y ayer

una luna repleta de luz

aullada

soñada

entrevista entre celajes

de falsas latitudes

donde no vivo

ni viviré

pero sobre la que escribo

intentándola olvidar

por pura envidia

a los que la verán.

sábado, 21 de septiembre de 2013

Crónicas del viaje.

                                                                                                Imagen de la Red.



De solsticios

a equinoccios

de lunes

a domingos

apeaderos

estaciones

un raudo viajar

con música de rieles

un subir

y bajar de pasajeros

fugaces miradas

de inexplicable complicidad

extrañas confidencias

tal vez roces o…

 

El viaje sigue

bajan y suben otros

de lunes

a domingo

de equinoccios

a solsticios

hasta que nos toque.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Mi sol.

Vi un sol

de fingido recogimiento

y osada inmediatez

para mí

como salido

de un cuadro

con su naturaleza improbable

por eso tan real

tan asible


Mi sol

y del fantasma.

viernes, 6 de septiembre de 2013

Los gorriones de Afrodita.

                                                                             Imagen descargada de la Red.




 

Tras el viento

llegarán

los gorriones

y

yo estaré exhausto

desentrañando oráculos

en el falso azul del horizonte

y esas islas fantasmas que surgen

en el error de mis percepciones

mientras el Sol se desliza

por un punto cardinal equivocado

para convertir en amaneceres

la  obstinación de mis naufragios

 

Todo será cierto

después

cuando la responsabilidad

sea  arropada por la memoria

 

Todo

hasta los nombres

y  los gorriones.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Árbol color temblor

                                                                           Imagen descargada de la Red.




Árbol color temblor

en la hechura del horno de la tarde

luz

y polvo

mal momento para invocar

el espíritu del agua

o el húmedo sabor

de las nubes pródigas


Pero el árbol hechiza

y da una referencia

entre los espejismos

la sed

y las dunas que arden.

lunes, 2 de septiembre de 2013

El cálculo.


    Este amanecer hay un delicado cálculo de pájaros. Una enumeración paciente de trinos en la presunción de la hojarasca. Es la consecuencia de una llovizna al margen de los pronósticos. Mediante la música, una insinuación de deseo a través de una garganta y cuerdas acariciadas por arcos de piel, arcos dedos lascivos, huellas de la noche. Es un cálculo con inexactitudes, con mucho de ayer en el cielo nublado. Un modo de olvidar falseando la memoria.

jueves, 29 de agosto de 2013

Efímero entre las dunas.


 

    He habitado lugares tan deseables como este que ahora detesto. El problema no es el paisaje que habito, sino el que me habita. Siempre he vivido en el desierto persiguiendo espejismos, siempre he sido un espejismo, un efímero descuido en la veleidad de las dunas.

jueves, 22 de agosto de 2013

Sabor rojo.

Este sabor rojo

venido del atardecer en quiebra

este mal negocio del día

hace posible el grito

largo

como una caricia

a los perros del odio

este sabor aullido

para arropar a la placidez

con el ropón de las circunstancias.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Nuestro secreto.

Puedes ya aletear
en el jardín de las sorpresas
con tu arsenal  de colores
y esparcir ese polvo sutil
sobre las flores
puedes fluir
y presumir catástrofes
más allá del silencio
o solo
solo
una sonrisa de alguien
fugaz
en la zona cero
de los encuentros imperfectos

Aletea
           a
              le
                  te
                     a
                        solo yo
                        sé
                        lo de tu metamorfosis.

sábado, 10 de agosto de 2013

A pesar de la lucidez.

Soñar
dentro de un sueño

crecer en él


y cuando ese sueño


te abofetea

seguir soñando
a pesar de la lucidez.

domingo, 28 de julio de 2013

El día interminable.

     Si no te menciono en mi Diario es porque no lo tengo, porque un Diario recoge acontecimientos de días y yo vivo un tiempo sin estancos, un solo día que se metamorfosea en sí mismo, que siempre vuelve a ser él para ser otro,que es un Lunes que a veces presume de Domingo o un Domingo obsesionado con ser Martes con el estigma de trece o Viernes, quizás un Jueves estrafalario, fluyendo en la falsa movilidad de una imagen de cine, rectángulo temporal donde todo sucede y precipita. Por eso no te menciono, porque tal vez solo eres memoria de lo que está por acaecer un Sábado y no lo hará para mis ojos y tacto. Solo a veces, escucho voces o tu voz, alguien que dice vuelve y supongo, se refiere a otro, yo nunca me he ido de ninguna parte, no se puede ir el que no ha estado. Soy solo el que pasa en un día interminable.

jueves, 18 de julio de 2013

Amarizar en el Leteo.

                                                                  Imagen de la Red editada por el autor.



A veces
el avión
se metamorfosea
en un destartalado tren
en la medianoche del aire
y pasa por apeaderos
donde nunca
sube
ni baja nadie
y soy
un niño muy viejo
en un vagón
suspendido
entre el ayer
y la nada

A veces
el tren
se metamorfosea
en un espectral avión
que intenta amarizar
en el Leteo.

viernes, 12 de julio de 2013

La puerta..

                                                                   Imagen descargada de la Red.


    Un amigo, de esos que se comprometen con la lectura, la viven como lector y creador, leyó el poema "Una pared" de otro modo y me lo comentó, sobre esa base lo reelaboré y este es el resultado:
Creo que una vez
hubo una puerta
pero la he olvidado
o no la hubo
no sé
y tampoco sé
si en realidad
en algún momento
estuvo alguien al otro lado.

jueves, 11 de julio de 2013

Una pared.

                                                                  Foto realizada por el autor.





Siempre hubo una pared
entre los dos
transparente
e imponderable

Creo que una vez
hubo una puerta
pero la hemos olvidado
o no la hubo
no sé
y tampoco sabemos
si en realidad
en algún momento
estuvo alguien al otro lado.

sábado, 6 de julio de 2013

A través de espejos en llamas.

                                                                  Imagen parcial del Sol (Edición imagen de la Red)


 

Veo

como mi cuerpo pasa

a través de espejos en llamas

con su bolsa de años                                                   

pesada

y el esqueleto resentido

la mirada triste

la piel

fláccida

manchada

es como asistir al lugar del crimen

y no encontrar ni una huella

ningún desliz

de las horas gratas

solo el lugar

sangrado

revuelto

contaminado  de olvidos

y perros que ladran.