lunes, 26 de diciembre de 2011

No quiero.

                                                                    Foto hecha por el autor con teléfono.

No quiero llegar a ser tan vulnerable
como para tornarme místico
que siempre me ayuden
otros sueños más personales
mis recursos
de dios posible
legítimo
con impaciencia mortal
arañando con entereza
los límites.

6 comentarios:

Marinel dijo...

Póngame un cóctel de a tres:
De lo tangible una parte, de lo volátil o ensueño, otro tanto y una pizca de misticismo sin excederse en la mezcla.
Demasiada contemplación religiosa nos infinita el camino sin ver los lados del camino.
Y a mí, me gusta admirarlo todo sabiéndome finita.
Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Rozar los lìmites, eso es.

Buen poema.

Un abrazo.

Aniagua dijo...

Una pensamiento de nuestros propios deseos...
Me gusta
Saludos

Cleide dijo...

Passando para admirar a tua arte, Andrés e deixar-te um abraço no desejo de um Feliz Ano Novo, com muita paz e amor. Cleide

Abel German dijo...

Hermoso y valiente deseo ése de no querer ser vulnerable y arañar los límites sin más armas que los sueños personales. Hermoso y valiente poema. Un abrazo.

EraVictoria001.blogspot.com dijo...

Me encanto su blog, gracias por compartirlo.
Saludos,
Era Victoria