miércoles, 18 de abril de 2012

Lluvia seca.

                                                                     Foto hecha con CD en Fuerteventura (Pozo Negro)


Lluvia seca
y transparente
con espejismos en sus entrañas
rememoraciones
de olvidadas humedades
en un mundo menguante
que cruje
sobre sus expectativas frustradas

Beso largo
tibio
de la pasión del desierto
calima
             y
                 memoria
para el desterrado.

7 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Esa lluvia seca debe ser la peor lluvia de la vida. Resequedad y soledad. La foto es inspiradora.

Un saludo cariñoso para ti.

Hasta pronto.

Marinel dijo...

Vivir a veces puede ser un reguero de sensaciones baldías.
Un beso.

lichazul...elisa dijo...

en todo desierto florece un oasis...
hasta en el propio si se riega con el sudor y las propias lágrimas

besitos y luz

Anónimo dijo...

Resulta un poema conmovedor, en el que el paisaje (muy bien captado en la fotografía, por cierto) deviene en alegoría del espíritu nostálgico del desterrado. Una combinación que logras con gran habilidad. Te felicito.
Un abrazo.
Abel German

elvira daudet dijo...

Hermoso, hondo y veraz poema, que describe perfectamente la aridez de un paisaje interior -y por desgracia exterior- que deseo fervientemente sea pasajero.

Me alegra verte por mi casa de nuevo.
Un gran abrazo
Elvira

Teyalmendras dijo...

Desear la lluvia a veces nos hace verla en los parajes más secos. Son espejismos los que alimentan la vida y nos invitan a seguir caminando en el desierto.


Todo un placer visitarte y dejarme ir con tus palabras.

Saludos almendrados ;)

Nelma. dijo...

Olá gostei do seu blog.
Já estou a te seguir.
Um abraço.