domingo, 12 de abril de 2015

Elfuneral de la libélula.

Declina la luz a gotas
se desliza
en vacua progresión
hacia las sombras
y de terror
muere una libélula



Me abrazo a mí
me restituyo
a una narración
donde soy
un niño con recursos
para habitar
la aspiración de las nubes


Soy reciente
y todavía
no escupo respuestas
en la pulcra superficie
de la cordura


Declina la luz a gotas
en el funeral de la libélula.
 

3 comentarios:

Abel German dijo...

Un gran poema, hermano. Sugerente y hermoso.
Un abrazo.

Lyliam dijo...

Es de una honda tristeza y belleza a la vez- Solo un poeta ve bien en donde la luz declina.

Ceciely dijo...

Todos somos como esa libélula y la luz declina bajo nuestras frágiles alas.
Un magnífico poema!!!
Un gusto pasar a saludarte querido Andrés.