sábado, 31 de octubre de 2015

La otra fiesta.

Pobre
el dolor trivial
y el terror simple
que arropa nuestros miedos
cuando el dolor de enjambre
se clava en los ijares del mundo
haciendo que su faz
supere a las máscaras
en un eterno Halloween
con truco
y maltrato.




 

1 comentario:

Abel German dijo...

Un gran poema que, como todo gran poema, trasciende lo visible y llega a otra zona (a otra fiesta) que es donde de verdad ocurre la vida.