jueves, 19 de noviembre de 2015

Duna de silencio.

Habito
una duna de silencio
con improntas fugaces
que el viento muda
con un fino siseo
de serpiente al acecho



Soy
una imagen que pasa
de un verso a otro
por ráfagas de tiempo.
       

3 comentarios:

Abel German dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abel German dijo...

Es un poema que dice y sugiere mucho, con una perfección formal indiscutible. Y la foto constituye un complemento valioso para formar un conjunto de cuyo valor no me cabe duda. Un abrazo.

Ceciely dijo...

Silenciosa la duna sisea finos versos que el tiempo guarda celosamente en la memoria universal.
FELICES FIESTAS NAVIDEÑAS querido Andrés.
Abrazos.