miércoles, 9 de marzo de 2016

Abisal.

Descendí hasta tu cuerpo

sin palabras

como cualquier animal

y nadé en tus deseos

como un pez
 

ebrio de profundidad.