martes, 2 de agosto de 2016

Cabalgar la luz.

Cabalgar la luz
nos permite
encontrar
respuestas
en la niebla

Cabalgar la luz
con espuelas
de sombras.
     
 

1 comentario:

Abel German dijo...

Este texto tiene algo perturbador. ¿Por qué las espuelas para cabalgar la luz son de sombras? Ahí está el quid. El Gran Misterio y, también, la Gran Respuesta. Es decir, un misterio que el poema devela.
Un abrazo