lunes, 12 de septiembre de 2016

Cielo sin atributos.

Un cielo
sin atributos
retorna
al atardecer
que brama
como un moribundo
sin coartada


Me
exprime y
goteo nostalgia
mientras la noche
germina.
    

1 comentario:

Abel German dijo...

Buen texto, hermano. Esos crepúsculos, sí, pueden dolernos de algún modo. Lo bueno es que, como dices, la noche "germina". Quiero entender, que la noche es algo más que la noche. En el buen sentido, claro. Un abrazo.