lunes, 12 de diciembre de 2016

Límites de la bondad.

Los
buenos
pueden
llegar a ser
terribles con
los que imaginan malos
incluso
pueden llegar
a suicidarse.
   
La imagen puede contener: una o varias personas

1 comentario:

Abel German dijo...

Muy ingenioso. Sorprende el giro imprevisto que toma para dejar, respecto del ser que somos, un mensaje real y terrible.