lunes, 13 de febrero de 2017

Pactos delirantes.

Los
enamorados
traspasan
ese otro lado
donde
lo visceral
y lo mágico
sucumben
al vértigo
en el que el dolor
y el deseo
pactan
una tregua de placer.
    
No hay texto alternativo automático disponible.

1 comentario:

Abel German dijo...

Un hermoso poema, hermano. Una buena demostración de que la poesía amorosa no está agotada.Un abrazo.