viernes, 12 de febrero de 2010

Nosotros y el samsara.

Yo
soy Tú de una vida anterior

el Yo de esa misma vida


algo ha cambiado
pero no lo esencial

Seguimos juntos

En la próxima
de nuevo Yo seré Yo
y Tú, Tú

Pero no te conoceré
ni me conocerás.

1 comentario:

Abel German dijo...

Este breve poema es un modelo de síntesis. Es uno de esos textos "casi" perfectos a los que no se le puede quitar ni poner una letra, porque se vendría abajo. Y, aparte, tiene la extraordinaria virtud de inquietar con lo que dice. Es decir, que además de encantar por su arquitectura, lo hace (digamos) por su mobiliario.