jueves, 17 de noviembre de 2011

Para no perder tiempo.

                                                                   Foto hecha por el autor con CD (Fuerteventura)

He venido
espoleando al deseo
aferrado a sus crines
a desperdiciar mi andadura

He venido
empolvado hasta los tuétanos
por senderos sabiamente pensados
vericuetos
como humo de humedades
donde lo previsto
es puro recuerdo

He venido
como al que le sobra
una mochila de pausas
y acampa
al lado del abismo
para no perder tiempo
cuando llegue la hora.

7 comentarios:

Leonardo B. dijo...

[calmo e sábio o vento,

que por corpo se passa, andando no mundo, como caminho e casa

o vento que passa]

um abraço,

LB

El Gaucho Santillán dijo...

Que bueno.

Lo importante no es llegar, sino como se viaja.

Buen poema.

Un abrazo.

Doris Dolly dijo...

Andrès... " Para no perder tiempo "

Fuè terrible, agotador tu viaje, pero has llegado y en la tranquilidad poder comentarlo.
Te vengo siguiendo.....
espero en unos de esos viajes pases por mi blog...el camino a recorrer para llegar es mas ameno.

un Beso desde Argentina

Abel German dijo...

Un poema resumen con imágenes de gran fuerza. Esa "mochila de pausas" que sobran; ese acampar al lado del abismo; ese recorrido que parece terminar justo ahí, en esa peligrosa espera de lo inexorable... son datos para la reflexión que se te admiran y agradecen.

Clara Schoenborn dijo...

El final queda titilando entre la certeza y la duda. Me encanta ese tipo de finales.Todos sabemos a dónde llega el camino y cómo hacemos para recortarlo, al fin de cuentas somos sabios. Un abrazo amigo.

mendiga dijo...

muy bello , aunque se percibe una melancolia extraña en lso versos. va no aunque .. la melancolia es un sentimiento magnifico.
un saludo

Leticia dijo...

Una reflexión que se volvió un poema, cuya belleza está en la intimidad escrita de ese devenir que es la vida.Un saludo.