lunes, 30 de enero de 2012

Convicción mortal.

                                                                   Amanecer en el Aeropuerto de Fuerteventura (Foto con teléfono)

Deambulo por el infinito
de mi terca finitud
con la magia aleatoria
de las palabras para andar

Llevo de un lugar a otro
polen
y polvo
germen
y destrucción

No soy demasiado animal
como para no sentirme hombre
ni demasiado hombre
como para no aullar

Toda pregunta
abre una metamorfosis
en el laberinto
partir
es dar una oportunidad al asombro.

6 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

El final es perfecto.

En la rutina, nos sentimos còmodos.

Buen poema.

Un abrazo.

Abel German dijo...

Un poema magnífico, tanto por lo que dice por cómo lo dice. "partir/ es dar una oportunidad al asombro", un verso para no olvidar.

Aniagua dijo...

Es real que partimos, pero, sigue siendo un misterio.. Profunda reflexión , algo se me escapa.
Abrazos

Matheus Amaral dijo...

Me encanta tu blog también! fantastic'm siguientes
http://amaralstarlight.blogspot.com/

Sabrina Gomes dijo...

Tu blog es maravilloso, ya estoy siguiendo y ganó. Felicitaciones. si es así, está ahí, su presencia será hermoso!
Mi blog es - www.spiderwebs.tk

Nota: esta en portugués, a la derecha en la parte superior tiene que traducir al español! Nos vemos allí!

Amo las dunas...

Clara Schoenborn dijo...

Este poema tienes muchos hallazgos poéticos y los he disfrutado enormemente. Se nota que cuando escribes no lo haces para llenar el papel si no que piensas profundamente antes de hacerlo. Un abrazo Andrés.