miércoles, 28 de noviembre de 2012

El de la buhardilla.

                                          Foto a portada de un libro.





El de la buhardilla
se asoma a infinitas ventanas
y en infinitas ventanas desaparece
para comulgar con el humo
y los sueños

El que no nació para eso
logró eso
y más
como él
o como otros
y la cantinela del gallinero
encarnó el canto de todos los gallos
en todos los amaneceres
que siguen a las negaciones
y la puerta se abrió
en el muro sin puertas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un hermosísimo homenaje a un gran poeta. Estoy seguro que Pessoa lo habría agradecido. -Eso es la Poesía: una puerta que se abre en el muro sin puertas.

Un abrazo.

Abel German

mendiga dijo...

muy bueno

Cirugia plastica de nariz dijo...

Muy bueno todo lo que escribes por como lo describes!!
Saludos