sábado, 6 de diciembre de 2014

Hueles.


Hueles a una lluvia desconocida

y a un desamparo incorrupto

en aquel mes de un año impreciso

donde se alojan los reproches

con otros olores infieles

por simple contigüidad

 

Hueles a otro

que eres tú

y yace

en un rincón del tiempo

sin losa

ni epitafio

sin eternidad.

 

(Hueles)

2 comentarios:

Abel German dijo...

Andrés, hermano, magnífico poema. Tratas de un modo novedoso quizá uno de los temas más frecuentados por la literatura en general: la dualidad (o multiplicidad) del yo y su reflejo, con sus inevitables transformaciones, en el tiempo. Un fuerte abrazo por eso.

Abel German

Nicky Sciavo dijo...

Oler a lluvia siempre me pareció magnifico.. aunque en estos versos, al parecer, no se da el caso...