lunes, 4 de julio de 2016

Aquí, así de simple, llueve.

Llueve
y una sensación de orfandad
me cala los huesos
tiemblo
y en algún lugar
la floresta me susurra
horror de infancia
mientras
que un caballo
pasa
y tibio
humea tristeza.

        

No hay comentarios: