miércoles, 4 de agosto de 2010

Amantes.





Estaban hechos el uno para el otro, pero no para poseerse, sino para añorarse. Así fueron felices con sus respectivos cónyuges a través de una infidelidad potable. Se dice que llegaron a odiarse de un modo trémulo, el sutil odio de amantes cansados. Nadie conoce de un beso o un roce de estos cuerpos habitados por almas gemelas, sólo miradas dulces o amargas, gestos que decían algo y por los que se sentían culpables. Pero era un lenguaje críptico que sólo ellos podían descifrar, pero que poco a poco se tornó más oscuro, como entresijos de un enigma que los llegó a aburrir hasta abandonarlo. Se hicieron viejos como desconocidos, en la memoria perdida quedó lo demás.

10 comentarios:

Andrés Díaz Castro(Andestdi) dijo...

Imagen subida de le Red. Cualquier preocupación del autor, comunicármela ¡Gracias!

Pluma Roja dijo...

Este pequeño relato me encantó. ¡Felicitaciones!

Saludos cordiales,

elisa...lichazul dijo...

adoro la palabra amantes
lástima que esté tn manoseada
es una palabra y un concepto mágico
y una sensación de libertad total

me gustó mucho tu microrelato
aunque el final es una bofetada de realismo puro
quizá el secreto de la magia radique en la voluntad de reinventarse a diario
en el conquistarse siempre

besitos de luz

Alicia dijo...

Holaaaa! muy buen relato corto que me invitó a pensar y eso es de agradecer.GRACIAS!!!..
No ha de ser tarea facil la de los amantes "obligados" a disfrazar al resto del mundo lo que entre ellos y a solas,no lleva careta alguna...
Reitero,gracias por darme la oportunidad de ser una complice mas de estos amantes.
BESOS Y ABRAZOS DE DOS VUELTAS

saltar del tren dijo...

Amantes cansados...Como si el oasis se convirtiera en desierto. La idea de no poseerse da la posibilidad de elegir.
Por qué será que a veces seguimos?
besos

PEDRO E BETANCOURT dijo...

La eternidad de los amantes radica, en hacerse viejos ,niños añorantes,infieles ,pecadores felices,hasta disolverse perdidos en la memoria del tiempo, que no tiene edad ni socorro...buen relato .Un abrazo,seguimos en contacto...

Abel German dijo...

Este texto de prosa poética desnuda encierra, en diez cortas líneas, toda una larga y complicada historia, con la psicología y los ritmos existenciales propios. Ése es quizá el "milagro". El milagro de la poesía; de la literatura.

Antoniatenea dijo...

Triste, nunca se debe ser amante cansado. No hay nada más yermo, más ajado, más pobre que dos almas juntas sin roces de piel, sin deseo mutuo.

Cuando ocurre que dos amantes están cansados y cada uno mira en otra dirección...a otra piel...es hora de decir adios..el cansancio en la vida,en el trabajo ..en la pasión..es un signo de alarma para salir corriendo y darte cuenta que estás vivo...y que no se puede perder ni un minuto más en desiertos absurdos.

Gracias por pasar por mi blog.No sé por qué sendas has venido al mío pero me gusta tu blog.

Sólo leer esos cuatro rasgos de tu perfil tan bien pintados :

"Poeta en el tiempo libre. El resto del tiempo, aparte de intentar ser, transferir mi energía a las necesidades del sistema. En consecuencia, soy un poeta cansado"

ya me han hecho sentirme atrapada en la telaraña poética de tu blog.

BB dijo...

Este escrito tiene algo que me gusta mucho, te sigo leyendo...
Un abrazo
BB

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

que decir? nada pues...solo que sigo su blog,años han pasado que no comento...y nos hemos perdido!
un saludo
lidia-la escriba


blog actualizadisimo, para que sepa por si está allí detras!