lunes, 29 de noviembre de 2010

Supe que habías llegado.

                                                                  Imagen de Google.

Supe que habías llegado
por cierto temblor en la memoria
que removía aromas insondables
un respirar profundo
terco
de la tierra
susurro con voluntad de sorpresas

Lo supe además
porque reconocí ternuras en mi nombre
por las necesidades que acudieron
como  apéndices de la  noche
atrevidos desertores
que reptaron por mi ombligo
con su carga de tentaciones

Supe que habías llegado
cuando un trino irrepetible
salió en busca de su pájaro
y me encontró a mí en la floresta..

10 comentarios:

Abel German dijo...

Un poema perfecto, con una coherencia, una musicalidad y un poder de evocación que subyugan. Gracias, poeta.

Sentimientos! dijo...

Hola
me encanta como te expresas.


saludos

Andres Rueda dijo...

Magnifico poema¡¡

Un abrazo, Andres

Andres

El Gaucho Santillán dijo...

"un trino irrepetible..."

que bien lo expones.

Excelente poema.

Un abrazo.

Gisa dijo...

Lindo poema. Suave, melodioso e lírico.
Un beso.

40añera dijo...

Como siempre usted cautivando con poemas que se cuelgan al alma
Besos

Walkyria Rennó Suleiman, dijo...

Que milagre de floresta, um cantar pode achar seu pássaro.... e voar livremente, outra vez.

María dijo...

Ritmo, sentimiento, belleza, delicadeza... ingredientes que sin remedio hacen un todo perfecto, armónico y tremendamente hermoso.
Felicidades.
Un abrazo Andrés.

reltih dijo...

FULLL TEXTO.

PEDRO E BETANCOURT dijo...

Por su contenido ,ritmo,musicalidad,sencillez profunda y belleza os digo poeta hermano:Excelente poema...Seguimos en contacto...Un abrazo.