viernes, 19 de noviembre de 2010

Zona honda.



Hay una zona
de límites difusos
donde mi rostro se acomoda
 sin máscaras
con una palidez decorosa
una zona honda
pulcra
una zona de silencios
y soledades sin formas
está dentro de mí
y al otro lado
una zona donde nadie  me conoce
porque no hay nadie
y los espejos están rotos.

6 comentarios:

Gisa dijo...

A sensibilidade e a paz transpassam as tuas palavras e atingem a quem te lê.
Obrigada pela visita e seja bem-vindo no meu espaço.
Até breve.

El Gaucho Santillán dijo...

Esa es la zona donde te escuchas.

Bien escrito.

Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Es la zona en donde permaneces.

Precioso.

Besos.

Jasonia dijo...

Un buen refugio, y un buen poema.

Saludos.

Abel German dijo...

Cierto, existe esa "zona honda". No creo pueda decirse de una manera más hermosa y, a la vez, terrible.

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Me encantó, Andrés. Especialmente la alusión a los espejos.