domingo, 28 de agosto de 2011

Me volveré cazador.



Ahora
que vuelan en círculo
las palabras que no dije
palabras carroñeras
sobre el incorrupto cadáver
de mis ilusiones

Ahora
es propicio pronosticar
una rara tormenta de decrepitud
en el vasto paisaje de las búsquedas

Que abran sus alas
sobre los árboles secos
que desnuden la terquedad
y se refugien en un proverbio
con ínfulas filosóficas

Ahora
me volveré cazador
en el coto
de una renovada posibilidad.

6 comentarios:

Abel German dijo...

Una magnífica definición de tu arte poética que, como cabe esperar, tiene que ver básicamente con la lengua. Pero hay algo más. (En tu poesía ese "algo más" siempre es importante.) Y es que se enmarca en la circunstancia existencial que, si se vive lo suficiente, siempre nos impone el tiempo.

Kamra dijo...

Cazador de palabras....

40añera dijo...

Aqui me quedo esperando nos muestre sus nuevas presas
U saludo

RELTIH dijo...

UNA PREMONICIÓN MUY COHERENTE. SOY CAZADOR DE CRISTOS.
UN ABRAZO

Aniagua dijo...

Poema reflexivo de intensas palabras.
Saludos

Giuliana dijo...

me quedo con la feroz tristeza es simple y fuerte lo q expresas

saludos