viernes, 7 de octubre de 2011

No te extralimites.

                                                                              Foto tomada por el telescopio Hubble.

No te extralimites con los silbidos
que soliviantan los ecos de las dudas
vas camino de una sorpresa
en la algarabía muda de los insomnes

Desclasifica esa tortura
nunca es tarde en la espera cósmica
y sobran entidades
para rellenar el espacio de las incógnitas

No te extralimites
todos tenemos una respuesta
para el absurdo de las preguntas.

6 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

A veces, presionar los lìmites resulta molesto.

Buen poema.

Un abrazo.

Abel German dijo...

Un texto, Andrés, con un aroma de sarcástico optimismo que tiene el curioso don de provocar una reacción crítica. "Todos tenemos una respuesta para el absurdo de las preguntas"; he ahí la broma y su sabiduría. -Hermoso como la foto con que lo acompañas.

brujita dijo...

Respetemos los limites... y que los nuestros estén a buen recaudo ¡Nunca es tarde para la esperanza de que se volatilice la estupidez.


Besito volado.

Pluma Roja dijo...

"No te extralimites con los silbidos
que soliviantan los ecos de las dudas"

Estos versos guardan una imagen muy vívida. Imagino al silbador en una calle solitaria donde los ecos pueden sorprender y soliviantar las dudas.

Un bello y completito poema.

Saludos cordiales.

César Sempere dijo...

Dichoso tú de tener respuestas a todas las preguntas.

Saludos,

Alba dijo...

Ah, encontrar el justo medio es la tarea de la vida. Preciosos versos.