miércoles, 6 de junio de 2012

Terror poético.

                                                                     Foto hecha por el autor (es su ojo).

        Hastiado, triste, desolado, insatisfecho, amargado, ambiguo, estupefacto, absurdo, repetitivo, menguado, desnudo, blanco, turbio, azulado, arrogante, certero, vulgar, barroco, antillano, culto, errático, modélico, perverso o per verso, crédulo, ateo, objetivo, mágico, sedentario, abúlico, viajero, enérgico, asombrado, terco, amante, odiado, visionario, ciego, refulgente, opaco, único, diverso, infinito, mortal, finito, eterno, cansado,...aterrado.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es curioso cómo una simple enumeración de adjetivos pueden "narrar" y, a la vez, describir la totalidad de un sujeto. Un reto (escribir un texto solo con adjetivos, esa palabra que por el contrario se recomienda dosificar al máximo) que has superado con creces.

Te felicito.

Abel German

Zavala dijo...

luz, calor, sol, mar, arena, cerveza, juventud, brisa, verano, vida

Lady Blue dijo...

Interesante texto Andrés.

Me gustaría leer de la misma forma ese sentirse bien una vez que el terror desaparece...

Un abrazo!!

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

El poeta genial toma unos adjetivos y los convierte en un todo.

Un abrazo fuerte.