jueves, 28 de junio de 2012

Instante de liberación.

                                                                  Foto realizada por el autor.


Primero
fue aquel aleteo forzoso
como un repicar
de campanas sordas

Después
como si se durmiera el aire
y la luz
pactara con las sombras
mientras
un legítimo forcejeo
me desataba.

4 comentarios:

Marinel dijo...

He notado como si tu poema densase, se espesase tanto que pudiese masticarse,para después estallar el aire en pedazos de libertad.
Has recreado el ambiente antes de volar.
O eso creo,porque algo parecido he sentido aún sin alas.
Besos.

Dolors Reig Vilarrubla dijo...

Simbólica foto que lleba a la mente a sentirse libre. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Un hermoso y original canto a la libertad. Una vez más me demuestras que no hay temas manidos, sino modos manidos de tratarlos.

Un gran abrazo.

Abel German

Lichazul dijo...

desatarse es tan o más complicado que desatar a otros

muy significativa foto

besitos