viernes, 7 de septiembre de 2012

Deja de mirarme.

                                                                  Foto realizada por el autor.

Imagíname sentado
en el atardecer de la tristeza
con un bostezo largo
una respiración gorda
y lenta
a la pálida luz
de una chimenea ausente
pero que he traído
justo para que me veas
de algún sueño olvidado  de la infancia

Imagíname así
como un resumen falso
de una vida decente

Luego despiértame
para que te despiertes
y deja de mirarme.

5 comentarios:

Marinel dijo...

Bonito de veras.
Imaginarse e intentar hacer que el otro nos imagine a la orilla de nuestra imaginación.
Después despertar para seguir imaginando,¿qué es la vida sino imaginar e imaginar?
Besos.

Pluma Roja dijo...

Me gusto mucho eso de: "imaginame

sentado/en el atardecer de la tristeza/

Una hermosa imagen.

Saludos cordiales.

Bello este poema.

Veo que tienes letras de comprobación veré si puedo dejar comentario se me ha dificultado ultimamente.

Anónimo dijo...

Un hermoso y veraz poema, Andrés. La vida acaso sea eso: una sucesión de sueños, imaginación... un "resumen falso". Pero la rebelión del final es sencillamente la mejor y más valiente de las salidas.

Un abrazo.

Abel German

Lichazul dijo...

ay Andrés!!
no sabes como me ha gustao este poema, sobre todo
Imagíname así
como un resumen falso
de una vida decente

tantas veces nos refugiamos en los deberes y en las normas y en las buenas costumbres que terminamos siendo eso, Costumbre gris y pacata, mandar todo a buena parte y vivir con los errores y salpicarse el cuerpo con deseos poco sacros nos hace sentir vivos

abrazos grandes, y feliz feliz semana viva!!!

Beatriz Salas dijo...

Me gusta mucho leerte, leerte en alto...
Te invito a escuchar una de tus maravillosas maneras de expresarte que he grabado y subido a mi blog.
Ha sido un placer. La música elección de Ruth.

http://beatrizsalas10.blogspot.com.es/2012/09/andres-diaz-castro-andestdi-buscame-ahi.html