sábado, 1 de septiembre de 2012

Dioses íntimos.

                                                                  Foto realizada por el autor.

Todos
tenemos
nuestros dioses

Son dioses íntimos
que nos obligan a escribir
el guión de nuestras vidas

Voz del destino
que es
ante todo
pura gravitación.

6 comentarios:

Morgana de Palacios dijo...

Llevo un rato leyéndote y volveré con más tiempo, porque me ha parecido espléndida la mezcla de pensamiento filosófico con el meramente existencial y realista.
Cada cual con su experiencia vital y la tuya es para no salir vacía.

Sorpresas te da Blogger (ríome).

Me alegra que pasaras por Ultraversalia y así, haberte encontrado.

Nos vemos...

Anónimo dijo...

Es cierto Andrés, una reflexión muy veraz que como siempre resuelves en pocos y bellos versos, y con las palabras exactas.

Abel German

Teyalmendras dijo...

Pasaron los días y estuve ausente pero vuelvo renovado de estas vacaciones, con ganas de leer y comentar… con ganas de compartir esa magia que atesoran las palabras.

Besos almendrados ;)

Antonio Urdiales Camacho dijo...

Pues sí, así es, los dioses inventados hace tiempo que dejaron de interesarme y me tuve que inventar los míos propios. Y ya ves, tu poema me los ha traído a la mente.

Me gusta tu forma de escribir.

Un saludo

Víctor L. Briones Antón dijo...

Y de esa gravitación obligatoria nacemos.

Muy conciso y certero.

Lichazul dijo...

y esos dioses hacen su propia guerra dentro nuestro y nos disparan despiadadamente sus cielos e infiernos como si nosotros ya no tuviésemos suficiente con la realidad

abrazo