lunes, 14 de enero de 2013

Hambre crónica.

Foto Caleta Fuste, Fuerteventura.



Los horizontes están
para uno desriscarse
con la complicidad redonda
y el discurso
del humo
del humo de los incendios
los fríos incendios
en la memoria de las cenizas
y volver
con una aureola de iniciado
y un mensaje
que solo entienden
los contaminados
por el hambre crónica de horizontes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...


Andrés, gracias por este poema tan vital. Por este mensaje que "los contaminados por el hambre crónica de horizontes", o sea, los viajeros, los que no pueden detenerse... los que siguen vivos a pesar de todo, entienden. Por este mensaje que, tal como van las cosas, es doblemente necesario.

Un abrazo.

Abel German

Sensibilidade a navegar com poesias dijo...

Parabéns pelo Belo trabalho em seu Blog e pelas lindas imagens e também por sua poesia...