viernes, 11 de enero de 2013

Nunca bebas té con espectros.

                                                                  Foto realizada por el autor.

Nunca bebas té
con espectros
junto a una chimenea apagada
mientras manoseas al silencio
con lujuria de santo

Recurre
a la complicidad de un gato
y la eclosión de sueños
que esconde un poema
escuchando a Mozart
escribe
y cada sorbo
te revelará un canto.

4 comentarios:

César Sempere dijo...

Magnífica atmosfera para reflexionar y actuar.

Saludos,

Anónimo dijo...

Hermoso y sabio consejo. Mejor Mozart, el gato y los versos, que el silencio y los fantasmas.

Gracias.

Abel German

Lichazul dijo...

siempre es un gusto pasar por tus letras ANDRES
buena semana

Ceciely dijo...

Mientras manoseo el silencio me quedo con la eclosión de sueños, con Mozart y saco a luz un poema que será un canto. Muy bello poema…
Regresaré...
(soy alérgica a los gatos).
hasta pronto