viernes, 8 de febrero de 2013

Tortura desde el pozo.






Te extiendes
como un sudor desbocado
          un lamento de amígdalas
          en el rumor de la noche

Acudes
a una sabiduría cimentada
en el sentido esotérico
de los improperios
el reptil
disertando
desde su esencia eónica
con un rencor primigenio
contra los pájaros

Sobrevivir
es un reto que tortura
desde el pozo

Hay
una retórica de culpa
en los manantiales

Ya no están
o nunca estuvieron
las nubes
de aquellas lluvias
en el año del Diluvio.

8 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Una poesía muy depurada la tuya, Andrés. Concisa y esencial, preciosa.
Un abrazo.

Lyliam dijo...

Como un grito, el nuestro propio al asomarnos.
Un placer visitarte poeta.

Anónimo dijo...

Un poema muy rico en sugerencias, con un ritmo logrado y unas imágenes que impactan. Magnífica poesía.

Un abrazo.

Abel German

Pluma Roja dijo...

Coincido con Isabel cuando dice que tu poesía es una poesía depurada así como concisa y esencial. Me gustó mucho.

El conocimiento es un amigo mortal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Excelente.

Viendo sus entradas se reconoce a un verdadero poeta.

Marinel dijo...

Vivir es un constante borboteo de concesiones en las que no siempre ponemos el alma,pero parece que ella anda a veces por caminos divergentes a nosotros...
Siempre un placer.
Besos.

Ceciely dijo...

Un encanto de poema…eres profundo…" el reptil disertando desde su esencia eónica con un rencor primigenio contra los pájaros"
Tu poema sale con un lenguaje primitivo, de ira y desconsuelo.
Utilizas metáforas que se vierten solas sin necesidad de los diluvios.
"Hay
una retórica de culpa
en los manantiales"
Chapeau para tu poesía, Andrés.