miércoles, 24 de abril de 2013

Águila voyeur.

                                                                   Foto descargada de la Red.

Sueño de águila

cazando desnudez

en la íntima prodigalidad

del que ignora

y se entrega luz

al ave que planea

voraz

con sus garras convulsas

y el pico dispuesto

a una rara claudicación.

2 comentarios:

Adelfa Martin dijo...

La inoencia sucumbe ante el depredador...


saludos

Anónimo dijo...

Me parece encantador ese "pico dispuesto a una rara claudicación". Es de una sutileza que convierte el poema en uno de tus mejores aciertos. Gracias por ello.

Y un abrazo.

Abel German