jueves, 11 de julio de 2013

Una pared.

                                                                  Foto realizada por el autor.





Siempre hubo una pared
entre los dos
transparente
e imponderable

Creo que una vez
hubo una puerta
pero la hemos olvidado
o no la hubo
no sé
y tampoco sabemos
si en realidad
en algún momento
estuvo alguien al otro lado.

3 comentarios:

Guillermo Iglesias dijo...

Espléndido poema, que ilustra con desolada belleza esa visión de "El mundo como voluntad y representación"
Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Magnífico,

"y tampoco sabemos
si en realidad
en algún momento
estuvo alguien al otro lado."

Me encantó este poema.

Saludos cariñosos Andrés.

Anónimo dijo...

Esa pared separa a todas las personas unas de otras. Echarla abajo es lo que se llama comunicación, pero eso se logra pocas veces y casi nunca se sabe con certeza si se logró. Si hubo o no "alguien" del otro lado.

Excelente poema.

Abel German