sábado, 5 de septiembre de 2015

El sentido de la vida.

No hay
un sentido
para la vida
ámala
y disfrútala 
como una ola
con su belleza
y peligros
danza con ella
y que la adrenalina
dé la nota
mientras sobrevivas.

           

1 comentario:

Abel German dijo...

Un texto muy estimulante. Mejor consejo imposible. Un abrazo.