domingo, 26 de junio de 2016

Hierba sobre los labios.

Volvemos hierba sobre los labios
por el camino sin viajeros
nadamos
solos como dioses
tentados a crear
por no se sabe


Tramos con bifurcaciones
carromatos crujen
abaratando el polvo

A lo lejos
luces y aromas
podremos pernoctar
en la venta de los adioses.
 

2 comentarios:

Gladys dijo...

Precioso poema tan bello como el paisaje.

Abrazos feliz domingo.

Abel German dijo...

Es un bello poema que refiere con gran acierto (sin que sobre ni falte una palabra) esa angustia de las separaciones, acentuada por la soledad de los que parten de verdad, que son los que lo hacen "solos como dioses".