domingo, 30 de octubre de 2016

Como audaces huérfanos.

El gran riesgo
y la apoteosis
del misterio
ocurre
cuando 
la presunción de Dios
ocupa
el lugar que nos corresponde
en el azar cósmico.
      
La imagen puede contener: nube, cielo, exterior y naturaleza

1 comentario:

Ceciely dijo...

Así mismo es Andrés.
Nos perdemos...buscamos la partícula de Dios y alguien nos dice "dioses sois".
Saludos gran poeta.