lunes, 31 de octubre de 2016

Historias de Halloween.


Nunca

iré a tu tumba

le dijo

a su imagen

en el espejo

y

ella

le sonrió

sin él

haber sonreído



El

espejo

se hizo añicos.

3 comentarios:

EMBRUJO dijo...

que bueno jajajaja ya ves se tendria igual que todo el mundo saluditosssss

Pluma Roja dijo...

¡Qué miedo! Se rompió solo.

Saludos.

Abel German dijo...

Gran misterio ese de la imagen. En el poema lo expresas con gracia y con exactitud.