domingo, 7 de noviembre de 2010

El último vuelo de la mariposa.





Bailaré
la música olvidada
la de los cuernos no soplados
antes de la caza
solo debajo de las quebraduras
danzando soledad
con piruetas de muerto
alejado de todo ceremonial
sin reconocer al tótem

Danzaré
con esos coros mutilados
más allá de la noche
y sus sombras
siguiendo
el último vuelo de la mariposa.







9 comentarios:

Andrés Díaz Castro(Andestdi) dijo...

Imagen subida de la Red ¡Gracias!

Claudio Ariño dijo...

Excelente poema.
Te mando un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

El ùltimo vuelo.

que bien escrito. Me gustò, tiene un sentimiento de pèrdida muy fuerte.

Un abrazo.

Cinzia Procopio dijo...

Hermoso!Que buen ritmo poético.
Saludos,
Cinzia

Pluma Roja dijo...

Me gustó bastante. Un poema completito.

Dejo un abrazo y un saludo cordial.

César Sempere dijo...

Bella danza mortuoria que acaba en el último vuelo del alma.

Un saludo,

Abel German dijo...

Una imagen perfecta: La de la soledad existencial desde una óptica realistamente positiva. Hay un baile (alegría); hay rebeldía (el no reconocimiento del totem); hay belleza (ese vuelo de las mariposas, aún más bello por ser el último). Resume una actitud ante la vida. Sí, es un excelente poema.

María dijo...

Actitud ante la vida y ante la muerte, en el último vuelo. Bellísimo poema Andrés.
Un abrazo.

Clara Schoenborn dijo...

me encantó, un abrazo