lunes, 7 de mayo de 2012

Invocación.



                                                                     Fotos realizadas con CD.

La ciudad
tiene un color extraño
tal vez un sabor en tránsito
que deriva en un olor sagrado

Huele a ti
tiene tu color
sabe como tus labios

Estoy haciendo la ciudad
invocándote.

8 comentarios:

Muñekita Cat dijo...

Hola, tu blog está genial, me encantaria enlazarlo en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacate@gmail.com

besosss

Emilia

Lady Blue dijo...

Parece ser que cuando nos enamoramos absolutamente TODO nos recuerda al ser amado... ¡no hay remedio!

Te dejo un abrazo afectuoso estimado Andrés!

mendiga dijo...

buena mela de imagenes , y produce algo parecido a la melancolia mezclarla con la city. abrazo

Marinel dijo...

Una ciudad construida mágicamente entre invocaciones de amor.
Precioso.
Besos.

Anónimo dijo...

Poema de amor, que también puede ser (y este lo es) de melancolía. Se respiran a la vez la permanencia y la pérdida. O, lo que es casi lo mismo, la presencia y la ausencia. Una muy acertada aprehensión de ese sentimiento tan hermoso como complejo.
Muy bello.

Abel German

Taro Fukuda dijo...

Has estado rondando "un algo" que tiene la ciudad de indescifrable. Felicitaciones.

Paula Cruz dijo...

Bueno, cuando uno ama todo está re significado en torno a aquel/lla que ama... siempre digo "desde que te amo todo se bautizó con nombres nuevos"... y así son nuestras construcciones verdad?
Te dejo un beso al alma y te seguiré visitando.

Carla dijo...

Una ciudad construida con olor a ella, con el color de su mirada, con la esencia de su sabor...

Bellas imágenes.

Y un placer haber descubierto este lugar tan bello.

Besos.