viernes, 11 de mayo de 2012

La baranda del puente.

                                                                     Foto con CD.



La luna
arde en los charcos
y nunca amanece
los lechos tienen prisa
por expulsarnos
al enigma
donde el insomnio
posee un sitio ajeno
en el que apalean
a los viandantes

Ceso en mi empeño
me desplazo
y caigo
soy uno más
en la baranda del puente.

6 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Una noche màgica, sin dudas.

Un abrazo.

Aniagua dijo...

Dios mío , qué belleza de poema
Felicidades, poeta

Ángel García Riol dijo...

yo lo veo que una búsqueda, lo que has descrito digo; y eso no es ser uno más... el que se cae, por costumbre, aprende mucho!!

Carla dijo...

¡Qué lugar más mágico! ¡y qué versos más bellos!

Caer desde lo alto para encontrar el suelo en el cielo.

Besos.

Anónimo dijo...

Imágenes fuertes, armonía, concisión, belleza. Un poema magnífico. Te felicito.

Un abrazo.

Abel German

arena dijo...

eres uno más mirando como cae la luna, haciendo estelas con su resplandor

un abrazo