miércoles, 5 de junio de 2013

A mi madre en su noventa y dos aniversario.

                                                                   Foto hecha por el autor a su madre con 91 años.

Madre puente
nacida hace tanto
y tan poco
en ti
y a través
llegué a la vida
con paqueticos de memoria
para sobrevivir
en una realidad tóxica 

Hoy
hace noventa y dos vueltas
alrededor de la estrella madre
fuiste tú la que llegaste
también con instrucciones
y sobrevives
con voluntad nonagenaria
como un árbol
con las raíces en la tierra
y las hojas
en la danza del aire

En el nido blanco
de tu cabeza
aún pía
el pollo de mi infancia.

9 comentarios:

Lola Barea dijo...

Hola Andrés, paso por tu blog para felicitarte por tan tierno poema a su madre de 91 años, felicidades. Un abrazo.
Lola Barea.

Aniagua dijo...

Mereció la pena visitarte...
saludos cordiales

Ceciely dijo...

Lindo poema a tu madre.
Todos sobrevivimos de una forma u otra.
"En el nido blanco
de tu cabeza
aún pía
el pollo de mi infancia."
Me encantó esta estrofa.
Gracias por tus palabras en la visita a mi blog..

Giuliana dijo...

Que sencillo que bonito y muy sentido al mismo tiempo,...todos seguimos siendo pollitos piando en el fondo a pesar del tiempo ...creo?

Saludos :-)

Blanca Ferrer dijo...

Quién pudiera llegar a esa edad y contemplar todo lo que han logrado sus hijos para sentirse orgullosa.

Felicidades a tu madre. Un abrazo para ti.

Guillermo Iglesias dijo...

Hermoso homenaje, Andrés. Tus palabras y la imagen con tu madre de pie, atareada, iluminando la ventana.
felicidades.
Un abrazo

Andrés Díaz Castro(Andestdi) dijo...


¡Gracias a todos por participar en este sencillo homenaje a mi madre! Un abrazo.

Anónimo dijo...

Andrés, gracias por este poema. No se puede decir mejor. Por más de una razón lo repito contigo.

Un gran abrazo.

Abel German

Ceciely dijo...

Disculpa Andrés que no sé adonde se fue mi despedida.
Aquí te envío un abrazo efusivo y mis fervientes deseos porque tu mamá continúe acompañándote.
Pasen un lindo viernes.