miércoles, 11 de septiembre de 2013

Mi sol.

Vi un sol

de fingido recogimiento

y osada inmediatez

para mí

como salido

de un cuadro

con su naturaleza improbable

por eso tan real

tan asible


Mi sol

y del fantasma.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Existen esas visiones, seguramente partes del otro yo que nos acompaña, ese fantasma tan real como el yo que reconocemos. Magnífico poema, Andrés.

Un abrazo.

Abel

Guillermo Iglesias dijo...

Me impresiona como un poema que a su condición de objeto literario, le suma la fuerza de la plástica. Como si en lugar de leerlo hubiese que contemplarlo. Un poema para ver. Y para abismarse en esa identidad final entre el poeta y el fantasma.

Magistral, Andrés. Un abrazo.

brujita dijo...

Maravilloso, no preciso de más palabras...
Espero que ese sol irreal, incierto,estático, te iluminara el alma.

Besito volado.