domingo, 6 de octubre de 2013

Entre las ramas.

                                                                   Imagen descargada de la Red.






De repente todos los árboles están ahí

con sus cantos de pájaros

sus flores

y aromas

a la medida de mis apetencias

como una pausa del caos universal

un flash de acomodo

y sonrío

feliz

casi satisfecho

y me poso entre las ramas

y empiezo a cantar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bello poema. Esos instantes (esos flash) son los que nos salvan aún en el desierto. Algo verdadero.

Un abrazo.

Abel German

Ceciely dijo...

Que gusto verte sonreír, feliz y satisfecho…pero más aun, oír tu canto de libertad. Estos momentos son una gracia divina.
Felicidades querido amigo…canta…canta y sé feliz!!!
abrazos grandes.

Guillermo Iglesias dijo...

Hermoso poema, Andrés, con esa virtud de transferirle al lector la emoción que expresa, como si la evocación de esos instantes, efímera pero maravillosa, fuese nuestra por un instante.
Un abrazo