domingo, 18 de mayo de 2014

Un instante poco común.

La luna se posa en tu iris
Ave luna pluma de plata
Tus ojos
Vértigo así tú sobre la hierba
Desnuda
Tan plena
Mientras suceden las nubes
Y mi entorno calla.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso instante, Andrés. Es como un destello "mientras suceden las nubes". Todo poesía.

Un abrazo.

Abel German

guillermo iglesias dijo...

Las palabras se suceden pero el poema tiene el don de lo simultáneo, como en una tela donde las pinceladas se aúnan en un solo presente de fulgurante belleza.

Un abrazo, amigo mío.

alexander lopez dijo...

La luna y se eterna belleza. Tan solitaria, tan misteriosa.
Bello texto.
Saludos.