lunes, 9 de febrero de 2015

Mi carta a Milena.

Milena:
Por ti me hubiese desnudado
ante los fantasmas bebedores
aferrado a los encuentros postergados
y el recuerdo sin rostro
de tu vestido alejándose...
pero tú ya habías caído
antes de que yo pudiera escribir:
"afectuosos saludos"
tus cenizas matizaban de rebeldía
un lago cercano a Rawensbruck

Sólo me quedan tus ojos
espectrales
danzando
esfumándose...
                 

3 comentarios:

Abel German dijo...

Un hermoso poema. El amor que no se materializa, la huella que deja esa pérdida o esa frustración... quizá el sentimiento más intenso y rico posible.

brujita dijo...


preciosos versos, en ese recuerdo de un adiós dónde no cupo lo cotidiano...

Besito volado

guillermo iglesias dijo...

Hermoso poema, esa sublimación del dolor a hecho estético, de lo efímero a la eternidad
Un abrazo, amigo.